18 enero, 2017

Sobornos: el jefe de Inteligencia argentino recibió 600 mil dólares de Odebrecht

Se trata de Gustavo Arribas, designado por Mauricio Macri para estar al frente de la AFI y amigo personal del presidente. Recibió cinco transferencias de un operador cambiario condenado en Brasil por el Lava Jato, llamativamente un día después de que se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht, en el mes de septiembre de 2013.

El operador financiero y cambiario brasileño Leonardo Meirelles, condenado en su país en el marco de la investigación conocida como Lava Jato, transfirió alrededor de seiscientos mil dólares a una cuenta del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, amigo personal de Mauricio Macri. Tanto es así, que le alquila el departamento al propio presidente de la nación.

Según publicó el diario La Nación, el envío de ese dinero se realizó en cinco pagos que comenzaron llamativamente en setiembre de 2013, un día después de que se reactivara el contrato del soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht, una obra en la que la firma brasileña está asociada con IECSA, de Ángelo Calcaterra.

La evidencia surge de los registros de transferencias bancarias que integran la investigación sobre Lava Jato en Brasil. La Nación, de Argentina, accedió a esa documentación porque forma parte de un proyecto periodístico colaborativo liderado por el equipo peruano IDL Reporteros.

Según Leonardo Meirelles, quien aportó documentación respaldatoria de sus dichos, en el año 2013 realizó a nombre de Odebrecht cinco transferencias por un total de 594.518 dólares a una cuenta de Arribas, que en ese momento vivía en Brasil, en la sucursal Zurich del banco Credit Suisse. Lo hizo desde una cuenta bancaria radicada en Hong Kong a nombre de la firma RFY Import & Export Limited, que la empresa brasileña controlaba y la Justicia ya calificó como una mera “pantalla” para efectuar pago de sobornos.

Allegados del jefe de la ex SIDE admitieron una sola de las cinco transferencias de la constructora, por un monto de 70.500 dólares, que según su versión se debieron a la compra de un inmueble. Pero de acuerdo a la versión de Meirelles y los documentos que presentó hubo otras cuatro, por 154.666, 120.352, 90.000 y 159.000 dólares, respectivamente.

Antes de desempeñarse como jefe de los Espías, función que reconoce desconocer, Arribas fue muy cuestionado en diversos casos de transferencias de futbolistas, un negocio que lo tuvo involucrado en ventas polémicas como las de Diego Garay al Racing de Estrasburgo, de Tevez al Corinthians y de Jonathan Calleri a un grupo inversor.

Odebretch es la megaempresa constructora de Brasil, cuyo dueño, Marcelo Odebretch, recibió una condena de 20 años de prisión por haber pagado sobornos a funcionarios. Según la confesión de la empresa ante la Justicia de los Estados Unidos, en una investigación paralela a la que ocurre en Brasil, pagaron casi 600 millones de dólares de coimas en 12 países para hacerse de distintos proyectos de infraestructura. En Argentina, la firma admitió habar abonado U$S35 millones entre 2007 y 2014 a funcionarios argentinos. Entre las operaciones en la mira se encuentran el soterramiento del Sarmiento y la venta de Transener.

El 30 de agosto de 2013, salió publicado en el Boletín Oficial el decreto 1244 que creaba la unidad ejecutora del soterramiento del Sarmiento. Unos 25 días después, Odebretch anunciaba que era adjudicataria de la construcción del túnel por el que pasarían las vías que van de Once a Moreno. Un día después, entre el 25 y el 27 de septiembre, se realizaban las transferencias a Arribas. El hoy funcionario nacional es un amigo muy cercano de Macri, que reconoció que esa cercanía es lo que le abrió la puerta de la AFI.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*