21 septiembre, 2017

“Cristina es la única que ordena y tiene la lapicera, sino la manejamos los intendentes no La Cámpora ni Randazzo”

Por Alfredo Silletta. En las últimas 24 horas hubo dos momentos de alta tensión en el peronismo bonaerense. La mayoría de los intendentes del conurbano (Fénix y Esmeralda) pusieron límites a La Cámpora y a Florencio Randazzo. “Acá la única que ordena es Cristina Kirchner, queremos que sea la candidata o la queremos caminando junto a los candidatos, después de ella, la lapicera la tenemos nosotros, ni Randazzo ni La Cámpora”, afirmaron a Info135 varios jefes comunales.

Todo comenzó la noche del lunes en la casa de Gustavo Menéndez, el intendente de Merlo. Allí estaban Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas, Gustavo Barrera (Villa Gesell) y Santiago Maggiotti (Navarro). La reunión comenzó tranquila cuando el ex ministro del Interior juramentó que no se va del PJ para armar una lista por afuera como quiere el gobierno nacional: “No me voy hacer puto a esta edad” y que no acordará con Sergio Massa. Los jefes comunales, con números en la mano le plantearon si había alguna posibilidad para ir en una lista de unidad, pero Randazzo se negó terminantemente. No sólo eso, avisó que ira a las PASO y que “armará listas en todos los municipios”. Casi una declaración de guerra para muchos intendentes. La información fue confirmada ayer en el programa radial de Info135 de FM Raíces por el mismo Eduardo “Bali” Bucca, intendente de Bolívar y principal armador del ex ministro de Interior. “Vamos a unas PASO completa, tanto en las listas de legisladores como de concejales”, afirmó Bucca.

Paralelamente ayer se produjo otro duro enfrentamiento entre la mayoría de intendentes del Gran Buenos Aires y los sectores más duros del kirchnerismo, especialmente La Cámpora.

Pero antes, durante la tarde se produjo otra reunión ampliada en Merlo sumando a los intendentes Walter Festa (Moreno), Ariel Sujarchuk (Escobar), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) a los que habían participado de la cena con Randazzo. Allí se enteraron de lo que para muchos es una declaración de guerra de Randazzo al afirmarle que les armará listas en sus distritos, pero partieron todos a la reunión convocada por Fernando Espinoza y Máximo Kirchner en la sede del FNP para luego ir a la reunión ampliada con otras fuerzas no peronistas en el Centro Caras y Caretas.

En la previa los intendentes se reunieron en el Frente Nacional Peronista (FNP), a dos cuadras de Caras y Careras. Allí se enteraron que en el encuentro del kirchnerismo ampliado se convertirá en un acto político que contaba con la presencia, entre otros de Luis D’Elia, Amado Boudou, Gabriel Mariotto y Martín Sabbatella.  “Muchachos así no, con esas caras vamos a perder, estamos con Cristina como conductora pero que no nos vengan a manejar los que no tienen un voto”, dijo un jefe comunal. “Con Cristina está todo bien, Pero sin Cristina y con Boudou y D’Elía, no”, agregó Insaurralde. Por su parte, Sujarchuk recordó que “ganó con el 40% de los votos y D’Elía no le ganó a nadie. Es repetir la misma historia y no entender que por muchas de esas cosas se perdió la elección”.

Los jefes comunales se plantaron (Insaurralde, Sujarchuk, Cascallares, Menéndez, Gray, Nardini, De Jesús, Pereyra y Descalzo entre otros).  Tanto Espinoza como Eduardo “Wado” de Pedro intentaron poner paños fríos, pero finalmente los jefes comunales hicieron valer su voz.

Del acto en Caras y Caretas, sólo participaron los intendentes kirchneristas Jorge Ferraresi, Patricio Mussi, Mario Secco, Francisco “Paco” Durañona y Juan Ustarroz. También estuvo Verónica Magario pero Espinoza se quedó con los intendentes del otro espacio calmando las aguas.

Más allá de la discusión de ayer, hoy el peronismo tiene dos temas importantes a resolver. Por un lado, la confirmación que Randazzo jugará las internas, algo que rompe la posibilidad de una lista de unidad y que pone nervioso a algún jefe comunal. En segundo lugar, quedo claro que el espacio mayoritario de los intendentes y el kirchnerismo sólo lo puede conducir Cristina Kirchner. Ni Máximo Kirchner ni “Wado” de Pedro tienen la lapicera para el armado de las listas que tenían en el 2015.

Resumiendo: Cristina debe ser la armadora del sector mayoritario del peronismo bonaerense. Después puede ser o no candidata, pero debe asumir una conducción clara en el territorio bonaerense para derrotar a Cambiemos en las elecciones legislativas de octubre.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*