21 agosto, 2017

Lilita enfrenta a Macri y se pone del lado de los jubilados para que no paguen ganancias

La diputada, lanzada en su cruzada contra Lousteau en CABA de cara a los comicios de octubre sabe que debe ofrecerle gestos a su potencial electorado para congraciarse e intentar despegarse de sus propios dichos respecto del escandaloso fallo del 2×1. Por eso mismo, y a contramano de la estrategia oficial, -recordemos que Carrió es socia de Cambiemos-, presentó un proyecto para excluir todas las jubilaciones del alcance del impuesto y como contrapartida, redoblando la apuesta, que todo el Poder Judicial -indistintamente de su fecha de ingreso y escalafón- comience a pagar el impuesto a las ganancias, lo que lejos de sosegar a un convulsionado estado de cosas, abriría un nuevo frente de disputa.

El Gobierno, que había apelado la decisión judicial que declaró inconstitucional que las jubilaciones deban tributar Impuesto a las Ganancias y que le abre la puerta a futuras presentaciones, queda con esa decisión, como el malo de la película. Porque con Lilita en medio, la mediatización es siempre permanente, exponiendo al oficialismo como gestor de una medida de claro corte antipopular.

La Anses, a través de su titular Emilio Basavilbaso, anticipó que se opondrá a la sentencia de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social que estableció que los haberes jubilatorios no son equiparables a una renta por lo que deben quedar exentos, dando de baja artículos de dos leyes que las gravaban junto a las pensiones y puede convertir la cuestión en un caso federal que deberá resolver la Corte Suprema de Justicia en un pronunciamiento que podría definir un nuevo paradigma con impacto en un universo aproximado de 300 mil pasivos de ingresos altos, según Ambito.com, Lilita pateó el tablero en dos frentes.

Apenas conocida la estrategia oficial, se hizo pública la presentación por parte del tándem Carrió-Fernando Sánchez del proyecto de ley que excluye todas las jubilaciones del alcance de Ganancias y exagerando sus histrionismo se despachó con la propuesta de derogación “todo tipo de excepción” a Ganancias para todos los miembros del Poder Judicial y del Ministerio Público de la Nación, de las provincias y de la Ciudad. Esto también colisiona a la modalidad ideada por el Gobierno para no chocar contra la férrea oposición de los jueces a perder ese privilegio, que derivó en que sólo pagarían quienes accedieran a la magistratura a partir de este año.

Julio Piumato, aliado del gobierno, la acusó de ideóloga del fallo 2×1 que benefició a los represores, algo que se sospecha pero que viniendo del gremialista judicial, suena a “fuego amigo”.

Muchos creen que la doble jugada de diputada de la Coalición Cívica, se debe a su intento de congraciarse con una parte de la sociedad que se apiada de los abuelos y que cree que efectivamente el Poder Judicial mantiene privilegios que ellos no poseen. Pero también apunta a despegarse de su intervención para que el fallo del 2×1 se hiciera efectivo beneficiendo a genocidas.

Su público, los habitantes de la ciudad de Buenos Aires, es variopinto y según qué, hasta progre a veces.

Lilita lo sabe. Su propio GPS se lo está indicando. Ganarle de mano a su rival y enemigo Lousteau, parece ser su meta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*