16 diciembre, 2017

Preocupa la dudosa contratación de la empresa encargada del escrutinio en octubre

El Gobierno, antes de convocar a la correspondiente licitación, ya anticipó que ganará la polémica firma española Indra y hasta se habló de precios.

Cambiemos le otorgará el escrutinio provisorio a la española Indra, salpicada por escándalos de corrupción en todo el mundo. Será el Correo Argentino S.A. el encargado de la licitación que se realizará recién en las próximas semanas. Por ser la única en condiciones de cumplir los requisitos a tan poco tiempo de los comicios, Indra aparece como la segura ganadora de la licitación. Se trata de una maniobra habitual cuando se quiere direccionar una contratación desde el Estado.

La decisión de trasladar la licitación de la Dirección Nacional Electoral al Correo tampoco es inocente, ya que este organismo por ser una S.A tiene muchos menos controles y más flexibilidad para contratar.

Para seguir complicando el panorama, ya de por sí turbio, en su edición del sábado, el diario La Nación publicaba que desde el propio Gobierno le confirmaron el triunfo de la española al periódico lo que en la práctica constituye la confesión de un ilícito, ya que la licitación aún no se efectivizó, de modo que si se tratara de un proceso transparente debería ser imposible saber quien va a ganar y cuanto va a ofrecer.

No hay muchos casos recientes en los que un Gobierno -como ocurrió en este caso con Indra-, anticipe alegremente quien va a ganar una licitación y a que precio, antes que se abran las ofertas.

Además de Indra, otras dos empresas -Smartmatic y MSA- habían manifestado su intención de competir con la española por el contrato del escrutinio, pese a que ya circulaba la versión de una preferencia de la administración de Macri por darle el contrato a Indra

Con la nota publicada este sábado por La Nación, los abogados de esas firmas ya analizan acciones de amparo para impugnar una licitación que abiertamente se ha declarado direccionada, como pocas veces vista.

Una de las probables razones y tal vez la más importante para elegir a dedo a Indra, es que  presupuestaría 23 millones de dólares, 7 menos que la elección anterior, pero con una salvedad: No se escanearán los telegramas, algo que en su momento reclamó Macri que se hiciera en los comicios que lo consagraron para evitar fraude.

En España, el caso Indra ya alcanzó dimensiones similares a Odebrecht en Brasil, con altos ejecutivos y políticos encarcelados, porque la justicia detectó que financiaba ilegalmente al menos al Partido Popular a cambio de obtener contratos con sobreprecios. Al frente de Correos S.A, la empresa estatal , está dirigida por el ex Socma Jorge Irigoin, quien acumula causas en Tribunales tras la polémica condonación de deuda al Grupo Macri .

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*