24 septiembre, 2017

Mientras los medios miran sólo a Miami, las inundaciones hacen estragos en la Provincia

Mientras por estos días somos testigos de la cobertura minuto a minuto sobre lo que ocurre con el famoso huracán Irma en Miami, resulta más que evidente cómo los grandes medios nacionales le dan la espalda a lo que pasa aquí y ahora con las inundaciones que afectan a gran parte del territorio bonaerense.

Muy atrás en el tiempo quedó aquella recordada imagen de agosto de 2015, cuando con rostro compungido la entonces candidata a gobernadora, María Eugenia Vidal, recorría las anegadas calles de Pilar, y prometía que “vamos a dar lo mejor de nosotros para que no se sientan tan solos los inundados de la provincia”.

A dos años de esa foto, y ya con Vidal ejerciendo el cargo, los medios prefieren mirar para el Caribe y no hacia el interior bonaerense, donde las obras anunciadas no llegan y las lluvias del último fin de semana se encargaron de agravar todavía más la situación generada por las inundaciones.

Lo paradójico del panorama es que, en su gran mayoría, se trata de aquellos distritos agrícola – ganaderos del interior provincial, que es donde justamente reside una de las fortalezas de Cambiemos.

Productores de esas regiones advirtieron que las precipitaciones agravaron los excesos hídricos, por lo que al menos un millón de hectáreas quedarán “fuera de campaña” del ciclo agrícola 2017/2018. Se trata del segundo año con dificultades para el inicio de la siembra, sobre todo en el oeste bonaerense, que ya presentaba problemas a la fecha de 2016.

En tanto, un informe elaborado por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) precisó que las inundaciones dañaron el 25 % de la producción agrícola, y el 34 % del stock vacuno a nivel nacional, indicándose que hay más de 5 millones de hectáreas anegadas.

Matías De Velazco, titular de esa entidad que agrupa a 114 asociaciones rurales, estimó que las inundaciones ya causaron pérdidas por más de 1.500 millones de dólares, mientras aseguró que “las lluvias fueron particularmente intensas en zonas que ya estaban inundadas” por lo que “en el suelo ya no entra más agua”.

Y para que no queden dudas sobre la compleja situación que se vive en el interior bonaerense, por donde no fue necesario el paso del huracán Irma, el dirigente dijo que “a situación es bastante complicada. Estábamos mal y ahora estamos peor”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*