16 diciembre, 2017

Estatales y docentes avisan: “Una oferta del 10% no resiste el menor análisis”

Los docentes y estatales bonaerenses ya salieron a rechazar el eventual aumento del 10% para todo 2018 que el gobierno de María Eugenia Vidal oficializó ayer, a través del diario Clarín, como la oferta que realizará en la mesa paritaria cuando los convoque después de las elecciones.

El titular de SUTEBA, Roberto Baradel, fue uno de los primeros en hacer público su rechazo. “Los docentes volvemos a pedir paritarias libres, sin piso ni techo”, sostuvo y salió a rechazar así el título de Clarín. Y agregó: “No vamos a aceptar una pauta salarial a la baja”. También consideró que el gobierno provincial “va a intentar otra vez un disciplinamiento como intentó este año sin éxito”.

El conflicto entre el gobierno provincial y el Frente Gremial Docente -que integran FEB, SUTEBA, SADOP, AMET, UDA y UDOCBA- duró cinco meses este año, incluyó 17 días de paro y cerró, una semana antes del inicio de la campaña electoral hacia las PASO, con un incremento del 27,4% para los maestros. De ese total, el 21,5% está sujeto a la cláusula gatillo atada a la inflación oficial, y será sometido a revisión por última vez en diciembre. El resto corresponde a compensaciones de 2016 y a material didáctico.

Clarín publicó hoy que el gobierno de Vidal planea ofrecer un 10% de aumento para todo 2018. Esa cifra está justo en el medio de la inflación que se estableció como meta en el Presupuesto que envió el Ejecutivo al Congreso, que prevé un salto de precios de entre el 8 y el 12 por ciento.

El secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, también rechazó ese aumento. “El 10% no resiste el menor análisis”, dijo y acusó al gobierno de “lanzar globos de ensayo por los medios, sin terminar de hacerse cargo ni mirar de frente a los trabajadores”.

El dirigente exigió que el Ejecutivo convoque en tiempo y forma también a los estatales de la ley 10.430; los médicos y los judiciales. Hasta ahora, Vidal sólo dijo que el 1º de noviembre llamarán a los docentes para comenzar a negociar, aunque no mencionó al resto de los estatales.

“A la mesa paritaria vamos a ir con los mismos criterios que los años anteriores, exigiendo un aumento que contenga la recuperación de los años perdidos, un salario mínimo por encima de la línea de pobreza y que el aumento equipare a la proyección inflacionaria. Además, vamos a plantear , sostuvo De Isasi y agregó que insistirán “con el pase a planta permanente de 19 mil trabajadores y el descongelamiento de vacantes”.

“Esta decisión del gobierno provincial mantiene coherencia con el camino tomado por el gobierno nacional de descargar la crisis sobre los trabajadores y los sectores populares. Camino que tuvo su último tramo en la presentación de tres proyectos de Ley: el presupuesto nacional que plantea ajustes en las áreas sociales, tarifazos y endeudamiento externo; la reforma tributaria que aliviana aún más a los grupos económicos de los pocos impuestos que pagan; y la Ley de Responsabilidad Fiscal donde va a estar inserta la estrategia salarial del gobierno provincial, ya que entre otras cosas dice que el gasto público no va a poder estar por encima de la proyección inflacionaria que plantea el gobierno”, amplió el sindicalista.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*