16 diciembre, 2017

Tremenda diferencia en la “palabra” de Néstor Kirchner y Macri

Por Alfredo Silletta. A veces una anécdota, un gesto muestran las tremendas diferencias entre dos personas, que por distintas razones ocupan el mismo trabajo y que van más allá de la ideología. Por ejemplo, el gesto del Papa Francisco abrazando y besando a un leproso con la imagen impúdica de Donald Trump tirando papel higiénico a los puertorriqueños devastados por el huracán

En la Argentina podemos mostrar dos gestos muy claros que diferencian las personalidades del ex presidente Néstor Kirchner con el presidente Mauricio Macri. Ambas situaciones sucedieron al año de asumir el mismo cargo.

Por estas horas, nos enteramos que el jefe de Estado había visitado en julio pasado al parrillero cordobés Luis Almada, quien se había armado ha fundación para ayudar a personas a salir de la calle.  El presidente le había prometido ayudarlo, pero nunca cumplió con su palabra.  “Yo le propuse un plan (a Macri) (…), él me dijo que lo hagamos, que probemos. Y yo empecé a hacerlo (…) se ve que los tiempos de la Nación no son los mismos tiempos de la necesidad”, dijo Luis Almada, dueño de la Pollería El Establo.

Además, contó que por la promesa se endeudó y ahora debe salir adelante: “La gente piensa que porque vino el Presidente a mí me solucionó la vida y yo gasté el triple”. Almada alquiló un local, compró ropa para los oficios y muebles. El problema es que la ayuda del gobierno nunca llegó. El trabajador finalmente cerró la fundación, porque no tiene cómo sustentarla. El hombre contó al periodista Rolo Pedrotti en el programa Siesta Animal que Macri aceptó el acuerdo.

El sueño de Luis era crear una escuela de capacitación y de oficios, con asistentes sociales y terapéuticos para sacar a los jóvenes de la calle y luchar contra las adicciones. Almada almorzó con el Presidente que le había prometido ayuda económica para hacer la escuela de capacitación. “Anda arrancando Luis”, le dijeron desde el Gobierno.

Por su parte, desde que Néstor Kirchner asumió como presidente en el año 2003 no dejo de recorrer y visitar el conurbano. Le gustaba acercarse a las barriadas para ver cuál eran las principales necesidades y luego implementarlas a través del Ministerio de Desarrollo Social.

Una anécdota que muestra el compromiso activo de Kirchner en su gestión, la relata Carlos Castagneto, ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación que lo contó en La Patria Sublevada. De Perón a Kirchner:

“Era el 2003 o principios del 2004 y en una reunión con Alicia Kirchner le cuento que necesitamos un nuevo contador en el ministerio. Se ve que Alicia se lo comentó a su hermano, digo esto para que se entienda lo que sucedió después. Néstor Kirchner había participado de un acto en un barrio del conurbano. En la ruta, a unas 10 cuadras por donde iba a pasar de regreso el auto del presidente, una señora muy humilde tenía una carta en la mano. La policía la había corrido hacia el cordón por su propia seguridad. En el momento que pasa, Néstor ve a la señora con la carta en la mano. Entonces, detiene el auto, retrocede y llama a la mujer: “¿qué necesita señora?”. La mujer le cuenta que están pasando una situación difícil y que su hijo se recibió de contador. Néstor se guarda la carta en el saco y esa noche la llama por teléfono.  La mujer, primero no le cree que habla el presidente y Néstor le recuerda como estaba vestida y le dice: “Señora, hoy mi hermana me contó que necesita un nuevo contador. Que su hijo se presente mañana a las 9 en el ministerio y hable con ella”. Hoy ese joven contador sigue trabajando en el ministerio”.

Dos maneras de mirar al otro.

 

 

 

1 Comment on Tremenda diferencia en la “palabra” de Néstor Kirchner y Macri

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*