20.6 C
La Plata
27 octubre, 2020
PROVINCIA

En Provincia se radican dos denuncias al día por torturas y castigos en cárceles y comisarías

Así lo revela un informe de la Defensoría de la Cámara de Casación Penal. En el relevamiento  también se incluyen “agravamiento de las condiciones de detención” y “causas fraguadas con pruebas falsas”. El organismo bonaerense califica los hechos de “tratos crueles, inhumanos y degradantes”.

Según un informe a cargo de la Defensoría de la Cámara Penal de la Provincia de Buenos Aires, constan en las denuncias ante la justicia, 219 situaciones de torturas cometidas sólo en el primer cuatrimestre de este año en comisarías y unidades carcelarias bonaerenses.

En total surgen 276 casos -registrados entre el 1° de enero y el 30 de abril de este año-, lo cual significa que por día se radican dos denuncias. En ellas también se incluyen “agravamiento de las condiciones de detención” y “causas fraguadas con pruebas falsas”, que se incorporaron al Registro de Casos de Torturas y Tratos Inhumanos de ese organismo judicial. Allí se precisa que 221 denuncias corresponden a hechos de torturas y a otros tratos crueles, inhumanos o degradantes. En 52 de ellos las víctimas resultaron ser menores de 18 años.

En este período, las Defensas de los departamentos judiciales que más episodios relevaron fueron las de Morón (63 casos), Mercedes (30), San Nicolás (29), La Matanza (25) y Lomas de Zamora (20).

Según los registros, 103 casos fueron denunciados a un funcionario judicial, además del defensor. Por el contrario, en 118 hechos las víctimas solicitaron a su defensa mantener en reserva lo sufrido, ya que preferían omitir toda denuncia formal “para evitar problemas con los agentes penitenciarios de la unidad penal donde estaban alojados (o en otras donde podían ser trasladados), o con los policías que los detuvieron”.

En los 121 casos de torturas, las víctimas denunciaron haber sufrido tratos inhumanos a manos de personal de la policía bonaerense; mientras que en otros 95 los responsables habrían sido agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense. En tanto, los cinco restantes hechos habrían tenido como autores a personal de la Gendarmería Nacional, de la Policía Federal, de la Prefectura Naval y del Centro Cerrado de Detención de Menores “Carlos Sbarra”.

En ese período, está acreditado que 47 de los 52 menores (90 % de los casos) solicitaron a su defensor que no formulasen la denuncia penal por las torturas y tratos inhumanos padecidos.

Esta actitud de los denunciantes, según el Defensor ante el Tribunal de Casación, Mario Luis Coriolano, “es una constante que se registra período tras período, lo que muestra el miedo que infunden sobre sus víctimas las fuerzas de seguridad, con el logro de la impunidad de sus acciones”.

Desde el Ministerio de Seguridad bonaerense, que conduce Cristian Ritondo, se informó que, “nos preocupan mucho estos casos” en los que aparece involucrado personal policial. Llevará tiempo corregir este tipo de conductas, pero una herramienta idónea para empezar a terminar con esto, es demostrar una conducta férrea y actuar con la mayor firmeza contra estos efectivos que deben ser separados de la fuerza”.

En tanto, desde el Ministerio de Justicia provincial, a cargo de Gustavo Ferrari, fueron precisos: “Justamente, con la profunda reforma del Servicio Penitenciario Bonaerense que la gobernadora María Eugenia Vidal puso en marcha días atrás, una de las tantas transformaciones que procuramos tiene que ver con la formación del personal, lo que trae aparejada la necesidad de desterrar definitivamente este tipo de conductas”.

En el informe se consigna: “En varios casos se registró cómo los efectivos policiales, además de ser ellos quienes violentan de primera mano a los niños, habilitan en los casos de flagrancia a que quienes resultan damnificados en el hecho, agredan a los niños aprehendidos”.

La cantidad de caso y el grado de crueldad aplicada es asombrosa, dicen los funcionarios. En 179 casos las víctimas relataron haber recibido golpes de puño y patadas de parte de agentes del SPB (63 hechos) y de la policía bonaerense (113), o golpes con objetos (16 casos) como palos y armas de fuego.

“Los 276 casos relevados en el presente período -afirma Coriolano- , entre los que se incluyen los 52 niños victimizados, dan cuenta de la sistematicidad con que la violencia institucional es desplegada en ámbitos penitenciarios y policiales. En razón de ello hay que insistir en la necesidad de adoptar líneas de acción directa en la materia que tiendan al cumplimiento de nuestra Constitución Nacional y la Provincial, y del ordenamiento internacional de derechos humanos”.

También en info135

Bajaron un 12% más los casos de coronavirus en el AMBA y hay optimismo

Jorgelina

En el aniversario de la muerte de Néstor , Insaurralde y Máximo recorrieron en Lomas una galería de arte con murales temáticos

Alfredo Silletta

Insaurralde y Manes debatieron sobre los desafíos de la pospandemia

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios