11.2 C
La Plata
26 julio, 2021
PAÍS

Conmemoran el Día Internacional de la No violencia contra las Mujeres

Con duras críticas hacia el gobierno, este 25 de noviembre comenzó desde las 7 de la mañana, en la esquina de Corrientes y Callao de CABA, una manifestación contra los femicidios y todo tipo de violencia de género. Durante toda la jornada continuarán las actividades que culminarán en una marcha a Plaza de Mayo para reclamarle al Gobierno  frenar con medidas efectivas este verdadero flagelo.  Las cifras son escalofriantes: cada 31 horas una mujer es asesinada como producto de la violencia machista y en la mayoría de los casos, los atacantes son sus propias parejas.

En ese contexto, la diputada nacional por el FIT, Myriam Bregman aseguró que “Cada día es más grande la brecha entre la situación que nosotras vivimos y la no respuesta entre el Estado, la Justicia y el Gobierno”.

Además, cuestionó que desde Ejecutivo “no toman ninguna medida urgente” para frenar este verdadero flagelo. “Todos se sacan la foto con el cartel de ‘Ni Una Menos’, pero desde el Estado no hay respuestas para esta situación tan grave”, agregó.

Bergman, que estará presente durante la manifestación a Plaza de Mayo dijo que “Sabemos que por decreto no se termina con la violencia machista, que es una pelea más a fondo, contra una situación patriarcal, pero sí hay muchísimas medidas que se podrían tomar y que evitarían muchísimas muertes y consecuencias gravísimas”.

La diputada de la izquierda también sostuvo que “Las mujeres ya dijimos que no queremos #NiUnaMenos. Marchamos el 3 de junio de 2015 y 2016, y volvimos a hacerlo este 19 de octubre con un gran paro y movilización por las mujeres, de carácter histórico”.

“Pero el Gobierno de Macri y los Gobiernos provinciales siguen haciendo oídos sordos a nuestros reclamos, por eso vamos a exigir la inmediata aprobación de la Ley de Emergencia contra la violencia machista, donde exigimos la implementación de medidas urgentes con un presupuesto acorde, y la aprobación sin más dilaciones del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que fue presentado ya seis veces por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto pero sigue cajoneado en Diputados, mientras mueren más de 300 mujeres cada año por la clandestinidad de esta práctica”, aseveró Bergman.

Cifras escalofriantes

En un cuestionario bajo la campaña “Argentina cuenta la violencia machista” y que estuvo disponible online desde el 3 de junio de este año, en coincidencia con las manifestaciones convocadas bajo el lema #NiUnaMenos, y accesible hasta el 3 de septiembre, publicado por Pagina 12, respondieron 59.380 mujeres de más de 1800 localidades de todo el país a las 186 preguntas que abarcaron 15 dimensiones de la violencia de género, en un sondeo estructurado y auto- administrado. Con la colaboración de organizaciones de la sociedad civil, el cuestionario fue completado de manera off line en espacios donde el acceso a Internet es dificultoso o nulo, como el Barrio 31 en la Ciudad de Buenos Aires, la localidad de San Martín de los Andes, en Neuquén, el Barrio Ejército de los Andes, en territorio bonaerense, la capital provincial y la localidad de General Mosconi en Salta, la ciudad de Rosario, la capital correntina, La Matanza, Lanús, San Miguel y Quilmes. De las 59.380 encuestas, 446 fueron respondidas por mujeres privadas de su libertad.

El 97 por ciento de las encuestadas sufrió al menos una situación de acoso en espacios públicos y privados. El 79 por ciento dijo que al menos una vez un desconocido la tocó o apoyó sin su consentimiento en el espacio público y al 52 por ciento le pasó lo mismo con un conocido; el 76 por ciento fue descalificada en público con argumentos del estilo “qué se puede esperar, si es mujer” y el 72 fue descalificada con los mismos argumentos pero en privado; al  67 por ciento de ellas alguna vez le dijeron en privado y fuera de contexto una grosería, y al 60 por ciento le pasó lo mismo en público. Al 53 por ciento un desconocido le mostró los genitales porque sí en un espacio público; al 21 por ciento le pasó con un conocido. Al 28 por ciento, un conocido le envió porque sí una foto porno propia o de terceros, fuera mediante redes sociales, correo electrónico o mensajes instantáneos.

El 92 por ciento de las mujeres que respondieron sufrió al menos una vez una situación de estigmatización, en la que ser mujer se convirtió en una desventaja per se. Por ser mujer, el 79 por ciento tuvo alguna vez miedo de ser atacada físicamente, el 73 temió ser acosada, el 69, violada y un mismo porcentaje sintió temor al ser blanco de murmullos entre varones. La estigmatización llevó al 57 por ciento a tener baja autoestima por ser mujer; al 29 por ciento resolvió no ir a la comisaría para radicar una denuncia porque iba a ser desestimada; al 27 por ciento la llevó a abandonar alguna instancia educativa o desaprovechar una oportnidad de capactiación, y al 22, a no pedir un ascenso o un aumento o no  postularse para un trabajo que deseaba. Por ser mujer, el 29 por ciento sintió culpa y el 26, vergüenza; el 19 se aisló de su familia y el 17 evaluó suicidarse.

De quienes tuvieron miedo de ser atacadas, el 60 por ciento experimentó la situación más de cinco veces. De quienes temieron ser violadas, el 49 por ciento sintió ese miedo más de cinco veces. El índice de estigmatización se registró más fuertemente sobre las mujeres trans y quienes respondieron desde Jujuy y desde Formosa.

El 99 por ciento de las entrevistadas vivió al menos una vez una situación de violencia con alguna de sus parejas. El 95 por ciento contó que atravesó alguna situación de aislamiento (de un espectro de diez que se incluyeron en las preguntas); el 84, una de control; el 93 fue desvalorizada; el 76 por ciento padeció amenazas e intimidaciones y el  86, lo que se define como maltrato ambiental (golpear una pared, un mueble, una puerta durante una discusión; generar conflicto cuando la mujer estaba por hacer algo que consideraba importante, acosar telefónicamente, por ejemplo). El 56 por ciento sufrió abuso emocional; el  68 por ciento fue víctima de al menos una situación de imposición sexual (tener relaciones a pesar de no querer o de modos no consensuados, entre ellas) y el 67, de maltrato físico.

Las mujeres que respondieron también dieron cuenta de cuán extendida está la violencia sobre el cuerpo femenino, en un sentido profundo. El 48 por ciento fue víctima alguna vez de violencia contra la libertad reproductiva en pareja: de ellas, el 28 por ciento dijo que alguna vez cuando estaba embarazada fue objeto de golpes de su pareja; el 17, que alguna vez su pareja la obligó a interrumpir un embarazo; el 13, que alguna vez su pareja la obligó a dejar de tomar medidas anticonceptivas; el 11, que su pareja le impidió interrumpir un embarazo.

También en info135

ANSES: calendarios de pago del lunes 26 de julio

Alfredo Silletta

Alberto y Cristina presentan la lista del Frente de Todos con un acto en Escobar

Jorgelina

El Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires tuvo un cierre zen

Alfredo Silletta

1 comentario

EVA 25 noviembre, 2016 at 8:53 pm

NADIE QUE NO LO HAYA PADECIDO SABE LO QUE REALMENTE SE SIENTE

Respuesta

Salir de los comentarios