25.1 C
La Plata
8 diciembre, 2021
PAÍS

Terremoto en Cambiemos: mientras Carrió denuncia Macri mira para otro lado

La diputada Elisa Carrió y socia política de Macri , denunció en sede judicial al titular de la AFI y amigo personal del mandatario argentino por haber recibido 600 mil dólares de parte de Leonardo Meirelles, condenado a cinco años de prisión por el pago de coimas en la causa Lava Jato, de Brasil.  El presidente no se pronunció a pesar que lo sabía desde hacía nueve meses. Crece el escándalo.

Un nuevo brulote contra el gobierno de Cambiemos crece a pasos agigantados. La denuncia judicial presentada por Carrió contra el jefe de los espías sumó un nuevo capítulo. En tanto Macri hizo silenzio stampa, la diputada fue a la justicia y su acusación recayó por sorteo en el juzgado de Rodolfo Canicoba Corral, con la intervención del fiscal Federico Delgado.

La socia de Macri basó su acusación tras la información dada a conocer por el consorcio de periodistas peruano IDL Reporteros y reproducida en Argentina por el diario La Nación este miércoles, a través del periodista Alconada Mon.

En agosto, Carrió ya había rechazado la aprobación del pliego de designación de Arribas al frente de la AFI por ”falta de idoneidad” y “ausencia de antecedentes”. Además, aunque no formaría parte de la denuncia, el mismo día que Gustavo Arribas recibió el primero de los cinco depósitos realizado por Meirelles en 2013, Mauricio Macri encabezó un acto para la campaña legislativa y anunció sus aspiraciones presidenciales. La constructora brasileña fue una de las empresas que más dinero aportó para el financiamiento de la última campaña del PRO. El partido de Elisa Carrió sostuvo en ese momento que el PRO gastaba setescientos mil pesos por día sin declarar en esa campaña.

Ahora Canicoba Corral y Delgado deberán determinar si el ex representante de jugadores de Fútbol y actual jefe de los espías recibió coimas por parte de Meirelles, quien fue condenado en Brasil a cinco años de prisión como operador de la empresa Odebrecht, tal como lo detallara este miércoles Info135. Según consta en el juzgado brasileño que investiga el Lava Jato, Meirelles se acogió al régimen de “delación premiada” y aportó documentación sobre las operaciones que hizo para la constructora carioca. El socio y jefe de Meirelles, Alberto Youssef, también confirmó en la justicia de su país la trama de operaciones ilegales realizadas para Odebrecht, que involucraban pagos millonarios mediante contratos cambiarios basados en importaciones ficticias.

La escandalosa noticia por sobornos despertó una fuerte controversia no sólo en la Coalición Cívica sino en la UCR, socios de Cambiemos, que a través el diputado Mario Negri advirtió que el titular de la AFI “debe comparecer ante la Justicia y aclarar en forma urgente la información que lo vincula a Odebrecht”.

Como contrapartida, el jefe de los espías, Gustavo Arribas emitió un comunicado en el que reconoce haber recibido una transferencia de 70 mil dólares desde la cuenta de Meirelles en Hong Kong por la venta de un inmueble en San Pablo pero niega “enfáticamente” tener vínculo alguno con Odebrecht o las personas investigadas por la justicia brasileña.

Sin embargo, Odebrecht reconoció que entre enero de 2011 y marzo de 2014 pagó coimas por un total de 500 mil dólares a cuentas de intermediarios privados con el entendimiento de que esos pagos iban dirigidos a funcionarios del gobierno argentino. Hasta las fechas de transferencia a Arribas – se encontraba viviendo en Brasil y se dedicaba a la compra y venta de jugadores de fútbol, actividad en la que también había sido blanco de distintas investigaciones y acusaciones por irregularidades y evasión impositiva-, son muy llamativas: se produjeron al día siguiente de que la empresa Odebrecht anunciara la reactivación de la obra de soterramiento del tren Sarmiento, que se realizaría en una unión de empresas junto a Iecsa, del primo del presidente, Angelo Calcaterra, entre otras. A raíz de la investigación Lava Jato que destapó el pago de coimas de Odebrecht en distintos países, Calcaterra también fue denunciado en argentina para que se investigue si participó del pago de sobornos en aquellas obras en las que estaba asociado a la constructora brasileña.

En el comunicado emitido por el propio Arribas, el amigo de Macri reconoció que cobró 70.450 dólares, correspondientes “a parte del pago del precio por la compraventa de un inmueble de la Ciudad de San Pablo”. El escribano y abogado rechazó “absolutamente” tener “vinculación alguna con la empresa Odebrecht, con Leonardo Meirelles, Alberto Youssef y/o cualquier persona involucrada en la investigación de Lava Jato”. Además denunció que el diario La Nación pretende vincularlo “de manera antojadiza y temeraria” con aquellos hechos. Sobre las cuatro transferencias restantes, por un total de 524.068 dólares, Arribas no dio explicaciones y negó “enfáticamente” haberlas recibido, para concluir que, “Finalmente me pongo a entera disposición de la Justicia para efectuar los aportes que pudieran ser necesarios”.

Pero no sólo Carrió y Negri pidieron explicaciones. El diputado radical, Jorge D’Agostino aseguró que el titular de la AFI “debe separarse de sus funciones hasta aclarar en la Justicia la denuncia por supuesta coima en Odebrecht”. “El Presidente dijo que la duda obliga a los funcionarios a ir a la Justicia y probar su inocencia. Gustavo Arribas con Odebrecht no debe demorar”, twitteó.

También la oposición se sumó y salió al cruce por la situación del titular de la AFI. Las acusaciones corrieron por cuenta de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la diputada del GEN, Margarita Stolbizer, y la legisladora porteña Graciela Ocaña, entre otros.

Pero lo más grave parece anidar en el silencio del propio presidente, quien eludió el tema una y otra vez sin pronunciarse al respecto.

Un silencio artificial, ya que una nueva revelación periodística muestra que la Unidad de Información Financiera (UIF) fue notificada principios de 2016 de los movimientos bancarios pero no hizo nada al respecto.

El organismo antilavado recibió notificaciones de uno de sus pares, quienes llegaron a esta revelación de manera fortuita. En abril de 2016, luego de que un organismo similar, investigaba los posibles pagos de coimas de Odebrecht a través de la firma RFY Import & Export Limited, allí encontraron las cinco transferencias realizadas en 2013 a la cuenta suiza de Arribas por 594.518 dólares. Por tratarse ya en ese momento de un funcionario público, entonces informaron a las autoridades argentinas de estas operaciones sospechosas. De esta situación ya pasaron 9 meses.

Y aunque Macri no es amigo de sutilezas, quizás debido a un error más que a la picardía, el mismo día que se conocieron los sobornos, el presidente inauguró la primera obra del proyecto de los gasoductos troncales que la gestión de Cambiemos otorgó a Odebrecht y se dejó fotografiar junto a trabajadores que curiosamente llevaban en sus cascos de protección la firma de la empresa señalada en la causa Lava Jato. Si se mira bien también puede significar mucho.

La zaga promete más.

También en info135

Junto al presidente se lanzó el programa Más Cultura

Alfredo Silletta

Para frenar el golpe blando de la Corte, el gobierno enviará un proyecto para ampliar el Consejo de la Magistratura

Alfredo Silletta

Más de 2 millones de trabajadoras y trabajadores cobran el complemento para el salario familiar

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios