16.7 C
La Plata
30 septiembre, 2022
PAÍS

Ajuste en Aerolíneas Argentinas: cierre de sucursales y más despidos

Despidos, cierre de oficinas y más ajuste. El nuevo director de la aerolínea de bandera pondrá en marcha el plan diseñado desde Casa Rosada que incluye además reducción de personal.

A poco más de un mes de la salida de Isela Costantini de Aerolíneas Argentinas, el nuevo presidente de la compañía Mario Dell’Acqua puso en marcha el plan de ajuste que le solicitaron desde la Casa Rosada.

Según publicó ámbito.com, el ajuste en AA comenzará por el cierre o mudanza de sucursales en país y el exterior y el desplazamiento de cientos de trabajadores. “Bajaron línea de reducir personal”, confesó un alto ejecutivo con acceso a las oficinas donde se resuelve la política comercial de la compañía. “Se viene un ajuste paulatino de personal”, subrayó, tras pedir el anonimato de su identidad para evitar represalias.

Hasta mediados de 2016 Aerolíneas ostentaba una plantilla de 12.040 trabajadores en el mundo. Pero la “mesa chica” del gabinete económico que integran Marcos Peña, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui exigió reducirla 25%. El argumento es conocido: déficit presupuestario. Este plan no es nuevo. Costantini lo recibió apenas asumió, pero resistió su implementación a fondo y se fue. La misión del ex Techint Dell’Acqua es clarísima. Desde ahora, insistirá con los retiros voluntarios y las jubilaciones anticipadas, aunque desde la aerolínea lo nieguen.

Los detalles del renovado ajuste se trasmitieron a los principales gerentes en una reunión celebrada el lunes 9 de enero en una la sala de conferencias de AA del aeropuerto Jorge Newbery. “Vamos a Aeroparque”, se dicen entre gerentes cada vez que hay cónclave. Fue una presentación formal de la nueva conducción y de los lineamientos de trabajo. “Hay que achicar el número (de empleados)”, proveyó el principal orador.

Durante la gestión de Costantiniunos 800 trabajadores aceptaron indemnizaciones y dejaron sus puestos. En ese lote se despidieron históricos pilotos, mecánicos, administrativos y oficiales de venta.

Las sucursales que ya no operan o dejarán de hacerlo en el país son las de Bariloche, Puerto Iguazú, San Isidro y la de Cabildo y Congreso, que desde hace unos días ya cerró sus puertas. En Europa ordenarían bajar las persianas, mudarse o vender los muebles de las oficinas de Roma y Madrid. También podrían desactivar la atención al público por mostrador en algunas de las principales ciudades de América Latina. “Generan mucho gasto en dólares”, se esgrimió en la reunión, con las planillas de costos en el exterior sobre la mesa.

Otra estrategia para reducir el déficit es unificar filiales, como se prevé con la de Resistencia y la de Corrientes. “El 2016 implicó la eficientización en la optimización de recursos, que implicó una nueva organización de toda la estructuración comercial de la compañía, agrupando en siete regiones las diferentes oficinas comerciales”, explicó Marcó.

“La compañía está en un proceso de eficientización, y eso implica hacer análisis para generar una optimización de recursos, que le permita lograr el déficit cero en los próximos años, que es un objetivo que se mantiene” con la nueva conducción, explicó Marcó.

Todavía es incierto el destino de las propiedades de la empresa. El objetivo sería colgarles carteles de alquila o vende, como ya se hizo con algunos pisos de la torre de AA de Perú y Rivadavia. Pero hay inmuebles de los que todavía no se puede disponer, como el de Bariloche, que por un convenio con la municipalidad fue a manos de la Secretaría de Turismo local y el Emprotur.

En Río Negro subsistirían las sedes de Viedma y General Roca, pero ya no como sucursales, con todas las variantes de operaciones.

También en info135

La AFIP notificó a 181 monotributistas que compraron entradas para la primera fase del mundial

Alfredo Silletta

Batakis recibió a representantes de movimientos de trabajadores rurales y cooperativas lácteas

Alfredo Silletta

Calendarios de pagos de octubre en ANSES

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios