8.9 C
La Plata
18 junio, 2021
PROVINCIA

Vidal en su laberinto: sin apoyo del gobierno nacional, sigue aferrada a los “voluntarios”

Mientras la gobernadora de la provincia de Buenos Aires volvió a fustigar a los sindicatos docentes y calificó a los voluntarios como “una expresión positiva”, el ministerio de Educación de la Nación y el gobierno porteño se desentendieron del tema. Pero además de ese revés entre “colegas”, sigue rondando y enturbiando el ambiente para este viernes -tras la convocatoria a un nuevo intento de acordar con los educadores-, la extrema gravedad de las amenazas de muerte al secretario general de Suteba, Roberto Baradel tras otro fallido del presidente durante la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso. Para completar el nuboso panorama, cada vez son más los distritos bonaerenses que no autorizarán en las escuelas “la entrada de personal que no haya sido nombrado según las reglamentaciones y leyes vigentes”.

Los Consejos Escolares de La Matanza, Avellaneda, Ensenada, Junín, Hurlingham, Almirante Brown y Bahía Blanca rechazaron la convocatoria de la gobernadora María Eugenia Vidal para que 60 mil “voluntarios” den apoyo escolar o realicen tareas de auxiliares durante los paros docentes, y prohibieron su ingreso a las escuelas.

Mediante una resolución oficial enviada a las escuelas, llamaron a la gobernadora y al director de Educación Finocchiaro “a ponerse a derecho”. En uno de sus párrafos, el comunicado afirma: “Este Consejo Escolar no autoriza la entrada de personal que no haya sido nombrado según las reglamentaciones y leyes vigentes”.

“Creemos que el anuncio tiene que ver con disciplinar a los docentes en la discusión salarial. Y además, es un peligro: imaginemos que entre los voluntarios va un abusador, o Jack el destripador, ¿quién se hace  cargo? Nosotros, no: que se haga cargo el ministro de Educación. Por eso esto fue una decisión de cuerpo”, señaló Alejandro Schwartzman, presidente del Consejo de La Matanza.

Nación y Ciudad, en tanto, se desentendieron del tema. Sobre todo, tras ratificar que no habrá convocatoria a la paritaria nacional. Bullrich, además, le dejó un recado a Vidal: el funcionario afirmó que “un docente no se reemplaza con un voluntario”, aunque agradeció la “buena voluntad” de quienes se ofrecieron.

En sintonía con el titular de Educación, el jefe de gobierno Rodríguez Larreta, también se diferenció de la mandamás provincial, al sostener que “la convocatoria de voluntarios es algo independiente al paro” de los docentes. Y añadió que la Ciudad de Buenos Aires también cuenta con redes de voluntariado pero para otras tareas.

Otra cuestión que cada vez pesa más sobre el ambiente enrarecido de la paritaria bonaerense, fue la nueva amenaza recibida minutos después que el primer mandatario se burlara de Baradel en plena apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso. Vidal, sin apenas tiempo ni margen de maniobra, tuvo que ratificar en la Legislatura su adhesión incondicional a Macri y así quedó pegada a los dichos desafortunados e irresponsables del presidente.

Aunque desde La Plata intentaron minimizar el hecho, no hicieron más que echarle nafta al incendio. Es que además de la diferencia salarial entre una y otra parte, el gobierno de Vidal declaró más de una vez que la paritaria “es una guerra”, dando piedra libre a que cualquier desquiciado amenace a mansalva.

Ante ese panorama adverso y a la quita de apoyo por parte de un sector del gobierno nacional, el ejecutivo provincial hace agua por todas partes. Vidal, que ya está tercera en las encuestas con Cristina y Massa a la cabeza en territorio bonaerense, continúa aferrada a los “espontáneos voluntarios” y confirmó que “el lunes vamos a contactar a esas personas” que se ofrecieron a través de “más de 60 mil tuits”, a la vez que convocó para mañana a las 12 a los maestros para intentar un acuerdo.

La gobernadora, en esa ratificación al menos dudosa en cuanto a la legalidad de la decisión, no se privó de fustigar a los gremios docentes, al reiterar que los voluntarios “no van a reemplazar a los docentes” porque esa profesión “exige años de formación”, pero qué lo que sí hará su gestión es “tomar ese apoyo” al que calificó como “una reacción positiva de la sociedad” que se “involucra en una mejora de la educación pública frente al hartazgo de la posición de algunos dirigente que todos los años pretenden someternos a esta duda de si las clases empiezan o no”.

También en info135

Firmaron escrituras de 17 rutas de la provincia

Jorgelina

La Provincia habilita el regreso de cines y teatros

Jorgelina

Kicillof dijo que “no fue magia ni casualidad” conseguir las vacunas

Jorgelina

Salir de los comentarios