10 diciembre, 2016

La guerra en el PRO por la sucesión Macri 2019

En el peor momento del gobierno de Mauricio Macri, con el tarifazo judicializado, con cacerolazos en todo el país y con una inflación que trepa al 50 por ciento, el presidente avisó que no se presentará a un segundo mandato en 2019. “Hoy no tengo candidato, será el que mejor mide”, les dijo Macri a su círculo íntimo.

El presidente el año anterior, en plena campaña electoral, había adelantado que no se iba a presentar a un segundo mandato pero es una frase que utilizan en general todos los aspirantes. A partir de los últimos episodios de salud, Macri le anunció a su compañera Juliana Awada que “cuatro años está bien, después me dedico a la familia”.

El círculo más cercano del presidente por ahora prefiere concentrarse es ganar las elecciones del año próximo, ya que “sin 2017 no hay 2019”. Lo mismo piensa la oposición que intentará ganarle a Cambiemos el próximo año.

El jefe de Gabinete Marcos Peña, la gobernadora María Eugenia Vidal y en un escalón más abajo Horacio Rodríguez Larreta y Rogelio Frigerio están en carrera.

Peña, el hombre de mayor confianza del presidente, es además quien maneja la comunicación del gobierno nacional. Es bastante desconocido entre los argentinos, de allí que llamó la atención que el fin de semana saliera a “timbrear” junto a Vidal por el Gran Buenos Aires para tener un mano a mano con los vecinos.

Vidal es por lejos la dirigente de Cambiemos que mejor imagen tiene en la sociedad. Por ahora, la mala gestión de gobierno nacional no le afecto, pero la provincia de Buenos Aires es difícil de manejar y de acá al 2019 falta mucho. Ella confía es que Macri le dará los recursos que la provincia necesita para empezar a gobernar pero el presidente por ahora no confirmó que le aumentará el llamado Fondo del Conurbano en 10 mil millones para obras.

Paralelamente Vidal analiza si arregla  o va a la guerra con Lilita Carrió o busca un acuerdo con alguna pata peronista. Sumado a que el pacto con Sergio Massa que le permitió gobernabilidad en la Legislatura se romperá antes de fin de año.

Larreta-junto-a-Frigerio-e1441152728657-315x180Un escalón más abajo, Rogelio Frigerio ministro del Interior, el dirigente con más vuelo político que había avisado que el “tarifazo” era un desastre, también aspira a suceder al presidente. Es un hombre valorado por Mauricio que le solucionó los problemas con los gobernadores y a quien escucha con atención.

Por último, Horacio Rodríguez Larreta, quien manejó durante ocho años el gobierno en la CABA, sigue siendo alguien del círculo cercano a Macri y a quien  consulta más de los que se dice públicamente.

Más allá de la danza de nombres, hoy el presidente deberá resolver el tema del tarifazo, una solución que es fundamentalmente política y que nadie se lo resolvió, especialmente sus CEOs en el gobierno como Juan José Aranguren, Mario Quintana o Gustavo Lopetegui que no pueden salir del atolladero.

Tanto el presidente, como los cuatro candidatos saben que  es fundamental solucionar los temas económicos y de gestión de Cambiemos, especialmente el tarifazo. Las expectativas del segundo semestre se esfumaron y ya se piensa en el 2017 para anunciar la “alegría” del crecimiento y las inversiones.

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*