10 diciembre, 2016

Macri autoritario: Le molesta que lo imiten

“Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30.000 tuiteros. No hubo trolls ni el Gobierno tuvo nada que ver”, dice Mauricio Macri hoy ante la prensa. Por primera vez reconoce que le molesta la imitación de Freddy Villarreal sobre su persona en  el programa de Marcelo Tinelli.

Paralelamente se conoció hoy un informe en el diario Perfil realizado por una consultora especializada en redes sociales, que concluyó que “hubo un ataque sistemático” proveniente “de un grupo de tareas del PRO, que intervino específicamente para operar el tema”. El trabajo cuenta que se hizo un análisis informativo de los usuarios inventados que buscaron  instalar la consigna #TinelliMercenarioK y demostró que “menos del 2% de quienes hablaron negativamente” fueron personas reales.

Además, los expertos convocados por el conductor rastrearon el comportamiento de los usuarios que lo hostigaron a través de Twitter y descubrieron que “no tenían relaciones anteriores ni con Marcelo Tinelli ni con otros usuarios”, es decir, eran cuentas automatizadas. Pero todas tenían “relación con nodos de distribución PRO, que ven aumentados sus followers (seguidores) artificialmente cuando estas cuentas trolls aumentan su audiencia de forma ficticia”.

De corroborarse las conclusiones del informe, la denuncia es grave porque se demostraría que se financian con fondos públicos las campañas  sucias del  gobierno de Cambiemos.

El macrismo tiene antecedentes en usar la tecnología para generar ataques contra adversarios. En 2012, el jefe de campaña de Macri, el publicista ecuatoriano Jaime Duran Barba, fue procesado junto a dos socios por la campaña sucia que buscaba vincular al candidato Daniel Filmus con Sergio Schoklender a través de 600 mil llamados telefónicos. La jueza María Servini de Cubria procesó y embargó por 130 mil pesos a Duran Barba, José Garat y Rodrigo Lugones. La investigación determinó que con unas treinta computadoras, las empresas Tag Continental, Conectic SRL y NSS, vinculadas a Lugones y Garat, generaban llamados automatizados desde servidores ubicados en los Estados Unidos.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*