5 diciembre, 2016

“Con la entrada de productos importados destruyen a los productores hortícolas argentinos”

En los últimos días los trabajadores agrarios de la Provincia de Buenos Aires se movilizaron al Ministerio de Trabajo bonaerense reclamando mejores condiciones laborales y ayuda para los productores por la crisis que atraviesa el sector, en ese momento las autoridades prometieron formar una mesa de diálogo buscando soluciones para el sector.

El secretario General del Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios, Gustavo Arreseygor, advirtió que de no aplicar medidas que favorezcan al sector “vamos a pagar el kilo de tomates a doscientos pesos”; sin embargo el precio en las verdulerías pareció acomodarse y el reclamo de los trabajadores y productores del sector quedo acallado.

Sin embargo en el día de hoy esta mesa sectorial se reunió en el Ministerio de Trabajo y en este encuentro surgió la novedad de que los precios bajaron porque son productos importados “está entrando tomate y zanahoria de Brasil, las paltas vienen de Chile en lugar de proteger la palta de Tucumán, si el gobierno no hace algo nos vamos a quedar sin productores y con miles de trabajadores en la calle” explicó el Secretario General de SATHA.

Esta situación que no es conocida trae consecuencias gravísimas ya que, no solamente el dinero sale del país sino que además se pone en peligro a los productores de la región que producen alimentos para 400 millones de personas, “el gobierno debería subsidiar a los productores y de esta manera se mantendrían las fuentes de trabajo, en lugar de eso permite que salgan divisas de la Argentina”.

Ante esta situación los productores que participaron de la mesa de diálogo explicaron que los productos que ingresan por el norte del país no son sometidos a controles fitosanitarios, “esto no está bien a nosotros nos obligan a pasar estos controles para ir a otras provincias y a la verdura que viene de afuera nadie le revisa que químicos usan para fumigar ni que pueden traer otras enfermedades en los cajones en los que se transporta como dengue o el virus del zica” afirmaron representantes de la cámara del sector.

“No queremos que se juegue con el trabajo de la gente, no puede ser que se juegue con el pan en la mesa de las familias de los trabajadores, el gobierno debe dar una solución estamos hablando de la comida de los argentinos y nos vemos en la obligación de advertir a la sociedad de los peligros que esto implica” finalizó Arreseygor.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*