10 diciembre, 2016

Desesperación por meter presa a Cristina

Por Alfredo Silletta. En la Casa Rosada están desesperados porque todas las variables económicas dan mal y no pueden meter presa a Cristina Kirchner para desviar la mirada de la sociedad. El  fiscal Guillermo Marijuan diciéndole en un audio de voz a Luis Majul: “Lo más importante, además del pedido de indagatoria, es que la dejo al borde de la detención con la prohibición de salida del país y con el deber de comparecencia ante el tribunal”.

El mensaje es por una nueva denuncia contra la ex presidenta sobre un supuesto ocultamiento de operaciones bancarias vinculadas a Lázaro Báez a partir de una nota de Clarín que el pasado domingo Jorge Lanata propagó en su programa de televisión.

Captura de pantalla 2016-08-25 a las 8.55.39 a.m.Hoy en el portal de Clarín.com hay tres notas juntas, si leyó bien, tres notas contra Cristina. La primera de Nicolás Wiñazki: “Cristina Kirchner, ante un laberinto escabroso y creado por Néstor”. La segunda nota de Nicolás Pizzi: “Piden la indagatoria de CFK por ocultar giros millonarios en el exterior” y la tercera nota de Lucio Fernández Moores: “El frente judicial de CFK, rumbo a la tormenta  perfecta”.

Hace ocho meses que atacan todos los días en tapa a la ex presidenta. No la pudieron hacer callar, mejor dicho retomó la actividad política en el Instituto Patria y empezó a caminar la provincia de Buenos Aires: Avellaneda y Ensenada. Como si fuera poco se sacó una foto con Daniel Scioli  como avisando que quizás vayan juntos en la lista del peronismo bonaerense del próximo año.

Es tan vergonzoso el ataque a la ex presidenta que el mismo Jorge Asís, una voz muy lejana al kirchnerismo, dice en su portal que los ataques de Magnetto solo fortalecen a Cristina pese a que trabajan diariamente con el partido judicial para meterla presa. “Las generosas páginas de Clarín, con las noticias viejas, o con las imágenes persuasivas y con los relatos calcados, no alcanza para generar la ansiada detención de La Doctora”, dice Asís.

Luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia que suspendió el tarifazo y ordenó realizar audiencias públicas, la suba del desempleo según el INDEC que llego a 9,3% en todo el país pero con cifras como la del 11,2% en el Conurbano, el 11,7% en Rosario y el 11,6% en Mar del Plata. Las imágenes tremendas de gente humilde en Plaza de Mayo para recibir una manzana y una pera; las represiones policiales ante cada movilización, incluso con balas de plomo en la provincia de Salta; el retroceso de un 4,3% en la actividad económica de junio; la unificación de la CGT y un paro nacional en el horizonte cercano. Todas noticias que atormentan a los dirigentes de Cambiemos.

En esa desesperación del gobierno nacional y ante la no llegada de las ansiadas inversiones extranjeras,  anunciarán en los próximos días un nuevo plan de reforma laboral que apunta a dinamizar la contratación de nuevos empleados en las empresas privadas a partir de flexibilizar las condiciones de contratación. Es decir, bajarle derechos a los trabajadores. La idea es que las compañías puedan incorporar nuevo personal por un período de tiempo, y que tengan facilidad para terminar la relación.

El gobierno de Mauricio Macri está desesperado y  necesita a Cristina Fernández de Kirchner presa.

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*