7 diciembre, 2016

“Con la plata que se necesita para dividir La Matanza se hacen 10 hospitales”

El ataque feroz contra La Matanza desde la Casa Rosada y la Gobernación bonaerense parece no detenerse. En las últimas horas el periodista Eduardo Feinmann publicó un dudoso “vale” de 300 pesos que supuestamente entregó el municipio de La Matanza a los vecinos para que fueran a la Marcha Federal. Luego afirmó: “Vergüenza. Los matanceros con sus impuestos pagaron a los que iban a la marcha”

Horas después, desde el municipio a través del jefe de Gabinete de La Matanza, Alejandro “Topo” Rodríguez, lo desmintió y negó que el municipio haya emitido ese supuesto vale.

Desde que Macri y Vidal maltrataron a la intendenta Verónica Magario y no le permitieron participar de la ampliación de la empresa Manaos, el ataque al municipio no se detiene. En las últimas horas Magario recordó que nadie le pidió disculpas por el maltrato y remarcó que la gobernadora no le atiende el teléfono. “Quizás le molestó cuando la encontré y le recordé que unos 150.000 chicos de escuelas de  La Matanza necesitaban alimentos y ella solo me mandó para 2.000”. Luego recordó que tanto al hospital Balestrini como al Favarolo lo está bancando el municipio, cuando es responsabilidad de la Provincia.

Desde la gobernación están decididos en dividir La Matanza en cuatro partes para quitarle poder al peronismo que siempre gana las elecciones pero desde el municipio se oponen. “En este momento en que perdemos trabajo y salario y la gente no puede vivir dignamente, no podemos generar más administraciones con más gasto público. El gasto burocrático que se generaría por año con cuatro municipios representarían de $ 1800 millones a $ 2000 millones. Con eso se hacen diez hospitales como el Balestrini o el Favaloro. Se podrían hacer 100 nuevas escuelas.

En el día de ayer, el diputado nacional Sergio Massa mostró distancia con dividir La Matanza. “Primero se debería consultar a los vecinos si están de acuerdo es dividirse”, dijo Massa. Y agregó:  “Lo primero que quiero es un compromiso para que no haya matanceros de primera, de segunda o de tercera. Que la Matanza no se someta a una discusión de división de poder sino para que esto traiga mejora a los vecinos. La ley tiene que tener el objetivo claro de inversión en escuelas, en jardines, centros de salud, pavimento, agua y cloacas”.

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*