10 diciembre, 2016

El dilema de los Esmeralda ante el cambio de época

Llegó el día. Hoy en horas de la tarde los intendentes del Grupo Esmeralda(GE) lanzarán la “segunda renovación” en homenaje a Antonio Cafiero. Lo harán a las 18 en el céntrico Hotel NH. De la movida participarán los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) y Eduardo “Bali” Bucca (Bolívar) todos del GE más algunos gobernadores como Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Gustavo Bordet (Entre Ríos)

La presentación formal del GE estaba anunciada desde hace varias semanas con bombos y platillos pero la realidad política la fue modificando y hoy aparece simplemente como un grupo más dentro del universo del peronismo bonaerense.

Lo primero que sucedió fue que Cristina entro en escena y decidió caminar la provincia y su imagen positiva comenzó a subir en todos los consultores. Paralelamente aparecieron varias encuestas que la dan ganadora en la provincia si juega el próximo año.  En este grupo se encuentran los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Mario Secco (Ensenada), Francisco “Paco Durañona (San Antonio de Areco), Hernán Ralinqueo (25 de Mayo), Gustavo Arrieta (Cañuelas)  y Javier Zurro (Pehuajo).

La aparición fuerte en las últimas semanas de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, plantándose frente a la prepotencia de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, le dio fuerza al sector del PJ bonaerense que conduce Fernando Espinoza.

Paralelamente, lo que fue originalmente el GE, hoy ya perdió un número importante de intendentes, que pasaron a denominarse Grupo Fénix. Aquí están presentes Gustavo Menéndez (Merlo), Walter Festa (Moreno), Ariel Sujarchuk (Escobar), Juan Ustarroz (Mercedes), Leo Nardini (Malvinas Argentinas) y Francisco Echarren (Castelli), entre otros. Mantienen buen dialogo con los Esmeralda pero consideran que el hombre a vencer es Mauricio Macri y no Cristina Kirchner, de allí que mantienen un buen diálogo con Magario, el peronismo más tradicional y el kirchnerismo.

Otro que comenzó a caminar la provincia es Daniel Scioli. Ayer estuvo en la segunda sección electoral y el viernes fue uno de los políticos que participó de la Marcha Federal en Plaza de Mayo. En declaraciones periodistas anoche en un canal de noticias volvió a cuestionar las políticas de Macri. “Si antes era la grieta ahora estamos en la súper-grieta porque los ricos son cada vez más ricos y ahora los pobres son cada vez más pobres”, dijo. Insistió que el peronismo debe ir unido el próximo año a las elecciones legislativas.

Volviendo al GE, el dilema central es que nació con la idea de ser un grupo de diálogo con el gobierno provincial, una oposición moderada pero la realidad cambio en pocos meses a partir de las políticas de ajuste económico, aumento de alimentos, pérdida de ingresos y un brutal tarifazo, que llevó a la gente a la calle y que culminó el pasado viernes con una gigantesca marcha de los trabajadores a Plaza de Mayo.

Un viejo dirigente del peronismo bonaerense le dijo a este Portal que “está muy bien recordar el triunfo de la renovación en 1987 de la mano de Antonio pero no hay que olvidarse que diez meses después, el 9 de julio de 1988, Carlos Menem derrotaba la renovación peronista de la mano de Luis Barrionuevo, Juan Carlos Rousselot y Eduardo Duhalde”. Y agregó con un dejo de ironía: “Sólo un mes después los jóvenes de la renovación se fueron a trabajar con Menem: José Luis Manzano, Carlos Grosso y Juan Manuel De la Sota. Triste final”.

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*