7 C
La Plata
20 julio, 2024
PAÍS

¡Disparen sobre Carzoglio! El juez que rechazó la prisión de Moyano, desnuda lo que es la justicia macrista

El cimbronazo generado en las últimas horas por el juez Luis Carzoglio, no sólo por su rechazo a la prisión de Pablo Moyano, sino -o sobre todo- por haber denunciado aprietes, carpetazos, los ataques de Clarín y La Nación y su denuncia contra el Procurador de la Provincia, Julio Conte Grand, lo convirtieron automáticamente en el nuevo enemigo número 1 para el poder político, los grandes medios y el establishment judicial.

Teniendo en cuenta los antecedentes sobre cómo se maneja la justicia en tiempos del macrismo, todo hace suponer que el magistrado no tendrá paz, y que por lo tanto le dispararán con munición cada vez más pesada, ya que no le perdonarán haberse rebelado contra esos poderes que ya lo tienen entre ceja y ceja…

Precisamente, esta mañana Conte Grand ya dio un anticipo de lo que viene. Sobre la resolución de Carzoglio rechazando la detención de Moyano, aseguró que “él comete varios errores. Es falso que solo la Procuración haya contado con esa información que se publicó en algún diario nacional el fin de semana”, y no descartó la posibilidad de promover un jury de enjuciamiento contra el magistrado, para desplazarlo de su lugar.

Después de todo, esta situación, lejos de ser nueva, no hace más que desnudar cruelmente lo que es la Justicia actual. Lo curioso, es que Mauricio Macri lo dijo con todas las letras: “No habrá justicia macrista”. Fue al asumir como presidente, en diciembre de 2015. Sin embargo, y muy lejos de aquella consigna, los hechos vienen demostrando exactamente lo contrario.

Demás está decir que el macrismo siempre fue consciente del control que podía ejercer sobre el Poder Judicial. Por eso, no fue casual que dos de las primeras acciones de Cambiemos fueron copar el Consejo de la Magistratura, y el tratar de incorporar por decreto a dos jueces en la Corte. Tiempo atrás, la jueza María Servini de Cubría aseguró que en 40 años de Poder Judicial nunca había sufrido tantas presiones como con este gobierno.

La avanzada del oficialismo sobre la Justicia ya cuenta con varios capítulos, que se suman a las permanentes operaciones que finalmente lograron desplazar a la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó.

El hecho es que, de aquella promesa de que “No habrá justicia macrista”, un año y medio después, el mismo presidente que había lanzado esa consigna, en una arenga que tenía más de amenaza que de advertencia, enfatizó: “Los jueces tienen que saber que buscamos la verdad, o buscaremos otros jueces que nos representen”.

También en info135

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Jubilaciones: se posterga el debate en el Senado, mientras el oficialismo negocia con la oposición dialoguista

Eduardo

Salir de los comentarios