25 febrero, 2020

Cristina le ganó la pulseada a Macri: logró que el Senado retire los pliegos de 200 jueces propuestos por el anterior gobierno

En las últimas horas, el Gobierno dispuso retirar del Senado las propuestas de acuerdos de 198 candidatos a jueces, fiscales y defensores oficiales la administración de Mauricio Macri impulsó desde 2017 hasta el 2 de diciembre de 2019, es decir, una semana antes de dejar el poder.

Y en esto tiene mucho que ver el papel que cumplió Cristina Kirchner para que se concretara el retiro de los pliegos, teniendo en cuenta que venía batallando desde hace al menos un año, contra esta burda maniobra orquestada por el gobierno de Macri meses antes de dejar el poder, con los nombres de no pocos magistrados amigos de la gestión que terminó el 10 de diciembre.

Se trata de la dura pelea que encabezó CFK cuando denunció que el ex presidente había copado los Tribunales con jueces afines, y con mucho esfuerzo fue logrando que sus entonces colegas del PJ desecharan al menos a una parte de los que restaban nombrarse.

En realidad, su indignación obedecía a las amplias facilidades que tuvo Macri para cubrir vacantes judiciales, teniendo en cuenta que dominaba el Consejo de la Magistratura gracias al respaldo de jueces y abogados, mientras que el entonces jefe del PJ, Miguel Ángel Pichetto, le sumaba los votos que le faltaban en el Senado.

Fue a mediados del año pasado que el ex mandatario buscó el nombramiento de un centenar de magistrados, pero fue chocando con un nuevo escenario político. Muchas veces, por picardía de Pichetto, los senadores peronistas recién conocían los pliegos cuando se votaban a mano alzada en plena sesión y llevaban su furia a las reuniones de bloque.

Ya poco tiempo antes, en abril, Cristina y el entonces senador Omar Perotti lograron frenar una tanda de magistrados seleccionados para Santa Fe y Buenos Aires, uno de ellos el del entonces director de Escuchas Judiciales (Dajudeco) Juan Tomás Rodríguez Ponte, propuesto para el Juzgado federal 2 de Lomas de Zamora.

Un mes más tarde, a días de anunciarse la fórmula Alberto-Cristina, los senadores del PJ se le plantaron a Pichetto y le impidieron tratar otro largo listado de pliegos. “¡Siempre gana La Cámpora!”, los cruzó el rionegrino en su última reunión como jefe. Una semana después, anunciaba que sería compañero de fórmula de Mauricio Macri.

En julio, en la primera sesión del Senado con el Frente de Todos en campaña, Cristina le pidió ayuda a Alberto para que los acuerdos quedaran fuera de la sesión, pero aun así se trataron 14. Cuando se iban a votar, la ahora vicepresidenta abandonó el recinto en señal de protesta.

La lista de vacantes incluye a numerosos juzgados criminales y civiles de Buenos Aires pero también varios de la Ciudad y del norte del país. En un último intento, los senadores de Juntos por el Cambio habían propuesto hace unos meses aprobar al menos los juzgados menos conflictivos de provincias chicas, que son difíciles de cubrir con suplencias. Pero Cristina no aceptó.

En el oficialismo del Senado aclararon que el retiro de los pliegos es “un uso y costumbre” de los gobiernos recién asumidos, aunque suelen esperar hasta marzo, cuando se inician las sesiones ordinarias. Volverán al Ejecutivo y la ministra de Justicia Marcela Losardo deberá revisar cada terna y hacer una selección junto a Cristina, dueña de los votos en la Cámara alta.

Mientras tanto, uno de los pliegos claves es el del Juzgado federal 1 de La Plata, con competencia electoral y a cargo de controlar los comicios de la provincia de Buenos Aires, nada menos que el 40 % de padrón del país y que elige sus autoridades en simultáneo con las nacionales. Está vacante desde 2014 y por sus oficinas pasan las boletas sábanas que definen los ocupantes de la Casa Rosada.

En julio, Macri había enviado el pliego del platense Laureano Durán, pese a que el concurso lo había ganado Alejo Ramos Padilla, el juez de Dolores que el verano pasado se convirtió en enemigo del gobierno que se fue, por investigar una red de espionaje ilegal y dejar contra las cuerdas al fiscal Carlos Stornelli, a cargo de las principales causas contra Cristina y sus ex funcionarios.

Por lo tanto, llegó el momento para que se haga justicia, y el magistrado pase a ocupar el rol que le corresponde.

También se dejará de lado el pliego de Daniel Rafecas para la Cámara de Casación en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, enviado por Macri a pocos días de perder las elecciones presidenciales. Su plan original era liberar una oficina de Comodoro Py y dársela a algún abogado afín y dio el primer paso aún después de perder.

Al ser propuesto como Procurador General por el flamante gobierno, será necesario promover como camarista a algunos de los jueces derrotados en el concurso: Adrián Norberto Martín, Patricia Marcela Llerena, Mauro Antonio Divito, Fernando Mario Caunedo o Alberto Huarte Petite.

Otro caso es el de Ignacio Mahiques, candidato a juez Federal de Mercedes. Se trata de un joven fiscal de instrucción porteño que fue designado ad-hoc para colaborar con el fiscal federal Gerardo Pollicita en la causa Hotesur, en la que terminó procesada la actual vicepresidenta.

En ese contexto, entre los pliegos retirados está el de Inés Weinberg, jueza del Tribunal Superior porteño, quien había sido propuesta como Procuradora General de la Nación por Macri.

También Gustavo Fresneda, propuesto para ocupar el juzgado federal de Corrientes vacante desde la destitución y procesamiento por presunta protección al narcotráfico de Carlos Soto Dávila, quien sostiene que es una víctima del accionar del falso abogado Marcelo D’Alessio.

La lista incluye a Pedro Federico Hooft, hijo de un histórico juez federal de Mar del Plata, separado de su cargo por supuestas vinculaciones con la represión ilegal durante la última dictadura.

Otro nombre que aparece es el de Germán Manuel Moldes, hijo del ex fiscal general ante la Cámara Federal Germán Moldes, quien renunció a su cargo a fines del año pasado. Moldes hijo había sido propuesto como camarista federal de San Martín.

La decisión del gobierno significa que todos los pliegos pasarán a revisión, lo que deja abierta la posibilidad de que haya propuestas ratificadas y otras modificadas con nombres de otros candidatos que integraron las ternas elevadas por el Consejo de la Magistratura al Poder Ejecutivo.

2 Comments on Cristina le ganó la pulseada a Macri: logró que el Senado retire los pliegos de 200 jueces propuestos por el anterior gobierno

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*