6 junio, 2020

El presidente confirmó la extensión de la cuarentena y agradeció el rol de los intendentes en el Conurbano

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que “no se va a flexibilizar” el aislamiento social por el coronavirus después del domingo 12, y advirtió que “en centros urbanos seremos mucho más estrictos”.

El jefe de Estado además sostuvo que  el gobierno ve “cierto relajamiento” en el cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que le “preocupa”. Según detalló en una entrevista en Canal 13, en los últimos días notó que había más gente en calles y accesos. Por eso, les solicitó a los ministros del Interior -Eduardo De Pedro- y de Seguridad -Sabina Frederic- que sean más estrictos y realicen controles auto por auto.

“Me pareció que podría haber cierto relajamiento y yo lo que necesito es que la gente no circule. Por ejemplo, en los colectivos no debería haber más de 6 personas”, ejemplificó.

En ese sentido, el jefe de Estado descartó un aumento de las frecuencias de transporte público porque es uno de los focos de infección más importantes.

“Lo que más me preocupa es la salud de los argentinos. Eso no quiere decir que no me preocupe la economía. Ahora necesito que se cuiden y les garantizo que voy a hacer todo lo necesario para que las empresas no cierren ni dejen sin trabajo a los argentinos”, aseguró.

El Presidente también se comprometió a mantener vigente la asistencia alimentaria a los barrios más humildes. “Va a haber asistencia para todos. Este problema que hubo con el precio de los alimentos es el resultado de comprar un 50% más de alimentos para que a nadie le falten alimentos”, informó.

En un punteo de todos los temas que preocupan alrededor de la pandemia, dijo también que estará “eternamente agradecidos” a los intendentes del conurbano tanto “oficialistas como opositores” por su trabajo en el marco de las medidas para evitar la propagación del Covid-19.

Fernández remarcó que trabaja “codo a codo” y “las 24 horas” con los jefes comunales, con quienes se viene reuniendo para analizar la logística de la red sanitaria y social que se está implementando en el conurbano bonaerense, uno de los lugares que se estima sufrirá más la enfermedad.

Al ser consultado sobre los detalles de la nueva fase del confinamiento, anticipó que en la Ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires casi no habrá modificaciones. Las oficinas públicas continuarán cerradas y tampoco se abrirán los colegios. “Si un chico termina el colegio 6 meses más tarde, esto no es un problema; lo que sería un problema es que un chico circule y contagie a sus abuelos”, enfatizó. Espera además una nueva comunicación con los gobernadores para terminar de definir qué sucederá en el interior del país.

 

 

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*