7.3 C
La Plata
17 mayo, 2021
PAÍS

El establishment opera para que Randazzo arme una tercera vía y le quite votos al Frente de Todos

Por Alfredo Silletta

La necesidad de Horacio Rodríguez Larreta de marchar a un discurso duro y bien a la derecha, como le exige Mauricio Macri y Patricia Bullrich, ha llevado a que el establishment económico, con el Grupo Clarín a la cabeza, operen para armar una tercera vía que le quite votos al Frente de Todos. Desde hace semanas es muy fuerte la campaña para que el gobernador Juan Schiaretti, el salteño Juan Manuel Urtubey y el bonaerense Florencio Randazzo empiecen a conformar una lista de centro para morderle votos al peronismo.

Con Sergio Massa en la pata del Frente de Todos y con Roberto Lavagna que tiene menos atractivo que un caramelo de madera, los ojos están puestos en Randazzo, quien traicionó al peronismo en el 2015 cuando no aceptó ser gobernador por la provincia de Buenos Aires y en el 2017 al no integrar la boleta de Unidad Ciudadana junto a Cristina Kirchner y permitir que ganara Cambiemos. Algún día habrá que preguntar por los famosos “bolsos” de Federico Salvai, el jefe de Gabinete de María Eugenia Vidal, de los que hablaba Jorge Asís.

Hace unas semanas, el ex ministro del Interior se reunió con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, para charlar de “política”. Desde su entorno señalaron  que con Macri no son amigos pero tienen una buena relación y obviamente descartaron que estén hablando de una alianza política electoral. Lo llamativo es que luego de esa reunión apareció en Vicente López Patricia Bullrich, otra de las armadoras de JxC.

El otro personaje a tener en cuenta es Emilio Monzó, siempre acompañado por Nicolás Massot y Rogelio Frigerio que jugará en Entre Ríos.  El ex presidente de la Cámara de Diputados está muy enfrentado a Mauricio Macri y es amigo personal de Randazzo. Por ahora Monzó dice que irá a internas si las listas no las coordina Rodríguez Larreta y que no esta en sus planes irse del espacio, excepto que reaparezca Macri. La realidad es que es una posibilidad concreta la de marcharse con su sector y terminar armando con Randazzo y quizás Graciela Caamaño, quien está muy decepcionada de Lavagna.

En Córdoba ya trabajan para proyectar la figura de Schiaretti a nivel nacional, el sueño de proyectarse lo intentó en el 2019 y se trunco ante la jugada maestra de Cristina Kirchner de lanzar la fórmula con Alberto presidente y ella vice. Desde los medios hegemónicos dicen que ya lo miden como probable candidato a vicepresidente de Horacio Rodríguez Larreta 2023. Luego del fracaso de Miguel Ángel Pichetto que no le aportó un voto a Macri, apuestan a los votos cordobeses, pero la duda de Rodríguez Larreta es qué hará el radicalismo cordobés que conduce Mario Negri. Aceptar que Schiaretti este en la fórmula presidencial sería un golpe mortal que hundiría más en el fango al radicalismo provincial.

Por ahora, Florencio Randazzo no tiene cabida en el peronismo. El establishment se ilusiona: quién traicionó dos veces puede traicionar tres.

También en info135

ANSES: calendarios de pago del lunes 17 de mayo

Alfredo Silletta

El Presidente volvió al país tras su gira por Europa: “Alcanzamos los objetivos”

Jorgelina

CFK con Lula: “Se utilizó al Poder Judicial para destruir la memoria de los pueblos”

Jorgelina

1 comentario

Griselda 27 abril, 2021 at 10:18 am

Solo sirve como minisro de transporte este mira ombligos ya bastante daño hizo

Respuesta

Salir de los comentarios