11.8 C
La Plata
21 julio, 2024
PAÍS

Patricia Bullrich intenta justificar el envío de armas a Bolivia, culpando a Alberto Fernández

La ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hizo pública hoy una carta dirigida al presidente Alberto Fernández, para refutar que el gobierno de Mauricio Macri haya tenido algún grado de injerencia en el golpe que derrocó al ex presidente boliviano Evo Morales, al tiempo que, para intentar invertir su responsabilidad, acusa al mandatario argentino por no controlar el retorno del armamento enviado al país vecino.

“Dolor y vergüenza causa la imprudencia, la impudicia y la velocidad con la que usted compromete al Estado Argentino al reconocer semejante acusación sin la mínima indagación ni prueba, por el solo hecho de que en ese momento gobernaba el país un presidente de un partido diferente al suyo”, acusó la titular del PRO en el texto que dio a conocer a través de las redes sociales.

“Los disturbios habían comenzado antes de la renuncia del presidente Evo Morales, en primer lugar, por parte de grupos opositores a su gobierno, a los que se sumó, después de su renuncia, la violencia desatada por sus partidarios y las confrontaciones en la vía pública”, recordó Bullrich.

En tanto, valida los dichos del ex jefe de la Fuerza Aérea de Bolivia, Jorge Gonzalo Terceros Lara, quien dijo que la carta de agradecimiento por el material bélico enviada al embajador argentino en Bolivia es falsa. 

“El abogado del Sr. Terceros ya ha desmentido la autoría de la carta y desconocido la firma que figura al pie que, según lo ha expresado textualmente, ‘es una firma dibujada’, y así lo ha recogido la prensa boliviana”, citó la ex ministra de Seguridad una nota del diario boliviano La Voz para desconocer la denuncia hecha el viernes pasado por el canciller del país vecino, Rogelio Mayta. 

Sin embargo, el ministro de Defensa de Bolivia, Edmundo Novillo, confirmó que tiene en su poder la carta original que el ex comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Terceros Lara, envió a la embajada argentina en La Paz para agradecer la cooperación del gobierno de Macri con el golpe que estaba en marcha contra Evo Morales.

En su defensa, Bullrich insiste con el argumento de la falsedad de la carta de Terceros Lara y apunta contra el presidente Alberto Fernández al sostener que se “apresuró a pedir disculpas”, al indicar que “está fechada el 13 de noviembre de 2019; es decir, cuando el ex comandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros, ya había renunciado y mal podía entonces enviar en carácter oficial una nota de agradecimiento”. Y agrega que “la Fuerza Aérea no tiene relación alguna con actividades antidisturbios y resulta totalmente incoherente que la nota proceda de esa arma”.

Sin embargo, aunque la cúpula militar había puesto sus cargos a disposición del gobierno golpista de Jeanine Áñez el 12 de noviembre, no fue hasta el día siguiente cuando la presidenta de facto tomó juramento a los nuevos titulares de las fuerzas armadas. Mientras que el comandante de la Fuerza Aérea no solo cumplió las tareas que le correspondían a su fuerza, sino que tuvo un rol central en la transición del gobierno constitucional de Evo Morales al gobierno de facto.

Respecto de esa transición, Bullrich comienza reconociendo que existió un “golpe de Estado”, algo que la gestión de Mauricio Macri negó durante su mandato, pero luego vuelve a poner la responsabilidad de lo ocurrido en Bolivia en el gobierno de Evo Morales. 

Además, la ex ministra señala que la evaluación del material bélico enviado bajo el argumento de un operativo de seguridad del Grupo Alacrán de la Gendarmería Nacional para proteger la Embajada argentina en Bolivia, y asistir en la custodio de periodistas y familiares del personal diplomático, se realizó durante el gobierno del Frente de Todos, por lo que le otorga la responsabilidad.

“Resultaría importante entonces que las actuales autoridades y no las anteriores respondan de qué modo controlaron las operaciones que se llevaban a cabo en Bolivia y el empleo adecuado del material, ya que desde el traslado de los gendarmes con el material autorizado transcurrió menos de un mes dentro del período restante de gestión del presidente Mauricio Macri, cuyo mandato finalizó el 10 de diciembre de 2019, y siete meses del gobierno que asumió ese mismo día; es decir, el suyo”, acusa la ex ministra de Seguridad, cuando lo que está siendo cuestionado es el rol que cumplió el gobierno de Juntos por el Cambio en los días del golpe.

Golpe en Bolivia: Macri intenta desmentir, pero hasta su propio ex embajador lo contradice

 

 

 

También en info135

En el invierno más crudo de los últimos años, la ministra Sandra Pettovello retiene 65 mil frazadas y no las reparte

Eduardo

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Salir de los comentarios