11.6 C
La Plata
13 agosto, 2022
PAÍS

Desconfianza mutua: pese a los embates de Macri, Larreta ya se prueba el traje de candidato a presidente

Frente a la amenaza que representa para sus planes presidenciales el resurgimiento de Mauricio Macri, que en los últimos tiempos parece haber recuperado la centralidad de Pro y ya se muestra en modo campaña, Horacio Rodríguez Larreta no solo piensa intensificar desde la semana próxima la construcción de su proyecto nacional y sus recorridas por el conurbano y el interior de la provincia, donde busca reclutar aliados para la disputa electoral, sino que también pretende dar señales de liderazgo.

Cerca del jefe de Gobierno porteño sostienen que se vio casi obligado a acelerar los tiempos y abandonar el rol de gestor municipal, para hacer “política tradicional” ante el cambio de escenario en la oposición.

En esa dirección, Larreta insiste en que pretende lograr un consenso amplio para gobernar en 2023, y reiteró que apostará por superar la grieta,

Por esa misma razón, sus colaboradores más estrechos le sugieren que llame a Mauricio Macri para terminar con la interna del PRO, y lograr de una vez por todas su bendición para la candidatura presidencial en las elecciones del año próximo.

La última vez que el jefe de gobierno y el ex presidente discutieron sobre el futuro del PRO, fue antes del cierre de listas del año pasado.

Después de esa reunión, Larreta pudo imponer a María Eugenia Vidal en la Ciudad y a Diego Santilli en la provincia, entre otros cierres, y Macri viajó a Europa. Desde entonces no volvieron a debatir sobre la estrategia del partido, y sólo intercambian mensajes sobre la logística de los encuentros de la mesa nacional y cuestiones generales.

No es casual que la interna entre ambos se ensanchara luego de un año de no hablar de política. Al punto que Macri juega con el misterio de volver a ser candidato, pese a que en buena parte no sólo del PRO, sino de Juntos por el Cambio, creen que en 2023 se debe presentar Larreta.

De ahí que en el entorno del jefe de gobierno le piden que él mismo lo llame para tener una conversación que seguramente pueda tener momentos de tensión, pero que no debe postergar más para evitar que siga escalando a posiciones que después será difícil desandar.

Cerca de Larreta creen que lo que está haciendo Macri con la amenaza de su candidatura es más que nada una presión a fondo para condicionarlo, de cara a un eventual gobierno. Por eso dicen que debería abrir él mismo la negociación, teniendo en cuenta que es el interesado en ser presidente.

Lo que entienden en el equipo de Larreta es que, a diferencia de Macri, el jefe de gobierno es un operador político desde hace décadas y cierra los acuerdos por su cuenta.

Si bien lo notan cada vez más activo, hay distintas visiones en la mesa chica del alcalde porteño sobre el juego de Macri. Mientras que algunos dirigentes cercanos a Larreta están convencidos de que el ex presidente no competirá en 2023 y solo pretende condicionar al jefe porteño, otros sospechan que buscará probarse en el territorio para saber si tiene chances o no de volver a la Casa Rosada.

Mientras tanto, y a pesar de las fricciones, los armadores del jefe de Gobierno porteño confían en que Macri y Larreta lograrán un acuerdo antes de que la sangre llegue al río.

 

 

 

También en info135

Recusan a otro de los magistrados que juzga a Cristina, por sus reuniones con Patricia Bullrich

Eduardo

Inflación de julio 7,4: Los empresarios “nos siguen pegando abajo”

Alfredo Silletta

La AFIP pone la lupa sobre 222 grandes empresas que no pagan impuesto a las Ganancias

Eduardo

1 comentario

Salir de los comentarios