16.7 C
La Plata
30 septiembre, 2022
PAÍS

Macri y los referentes del PRO intentan poner paños fríos a la salvaje interna de JxC, pero ni ellos se lo creen

Tan virulenta se estaba poniendo la interna de Juntos por el Cambio, que los principales referentes de la coalición opositora se vieron obligados hoy a intentar poner paños fríos, y en una declaración poco creíble, salieron en conjunto a asegurar que la tormenta desatadas por los dichos recientes de Elisa Carrió “ya fue”.

Así, en un encuentro que adquirió carácter de urgente y que fue encabezado por el ex presidente Mauricio Macri ante las máximas autoridades del PRO, se acordó la necesidad de bajar el nivel de confrontación interna, con el objetivo de ratificar la unidad del espacio.

Tras un almuerzo en un restaurante en la Costanera, la cúpula de Pro dio por “finalizado el tema Carrió”, que generó pases de factura y resquemores en la fuerza. “La unidad está consolidada y todos estuvieron de acuerdo en que es el valor más importante de Juntos por el Cambio”, indicaron los jefes del partido opositor a través de un comunicado consensuado.

Al almuerzo asistieron el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, la titular del PRO, Patricia Bullrich, Jorge Macri, Diego Santilli, Cristian Ritondo, Federico Pinedo, Fernando De Andreis, Humberto Schiavoni y Federico Angelini.

“No hay discusión respecto a la conformación de la alianza”, dijo De Andreis, uno de los encargados de comunicar las conclusiones de la reunión.

Los jefes de Pro buscaron aislar el conflicto desatado tras la catarata de virulentas acusaciones lanzadas por Carrió contra dirigentes de Juntos por el Cambio, como Bullrich, Ritondo, Rogelio Frigerio, Gerardo Morales, Gerardo Milman, Emilio Monzó y Facundo Manes, entre otros.

Según el comunicado del PRO, los jefes partidarios “consensuaron moderar y bajar la intensidad de las discusiones públicas que hubo esta semana, concentrando toda la energía en los principales problemas que aquejan a la gente”. Y repasaron la situación política y la crisis económica que atraviesa el país. “El gobierno nacional sigue sin tener un plan más allá del cambio de nombres”, apuntaron.

A su vez, realizaron un repaso del armado territorial de esa fuerza en todos los distritos del país.

Los dichos de Carrió no solo provocaron la reacción de los principales referentes del conglomerado opositor, quienes coincidieron en que la líder de la CC había cruzado un límite al involucrarse en temas personales, sino que agudizaron las tensiones entre las distintas ramas del PRO, que pulsean por la estrategia electoral para recuperar el poder nacional y las candidaturas de 2023.

A diferencia de Bullirch o Larreta, quienes rechazaron públicamente la embestida de Carrió contra sus socios, Macri evitó involucrarse en la polémica. Solo mandó a sus colaboradores a aclarar que no avalaba las descalificaciones que hizo la ex diputada sobre dirigentes de la fuerza, como Ritondo o Frigerio, ni que haya vinculado a Bullrich con Sergio Massa.

En un sector de la coalición opositora consideran que la postura del ex presidente fue ambigua, y que debería haber condenado la jugada de Carrió en lugar de optar por mantenerse en silencio.

 

 

 

 

 

También en info135

La AFIP notificó a 181 monotributistas que compraron entradas para la primera fase del mundial

Alfredo Silletta

Batakis recibió a representantes de movimientos de trabajadores rurales y cooperativas lácteas

Alfredo Silletta

Calendarios de pagos de octubre en ANSES

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios