16.7 C
La Plata
30 septiembre, 2022
PAÍS

Anunciaron el esquema de segmentación tarifaria progresiva para gas, luz y agua: “Hay que subsidiar a quien realmente lo necesita”

El Gobierno anunció este martes los lineamientos del nuevo esquema tarifario para los servicios de luz, gas y agua, en el que se cruzaron criterios de ingresos y consumo, con el objetivo de que el cuadro sea progresivo dependiendo de su uso, y para generar un ahorro de al menos $ 455 mil millones.

Desde el equipo económico destacaron que el ahorro sostenible, que se conseguirá con la reducción de los subsidios permitirá llegar mejor a los hogares de menores ingresos, a los que se seguirá priorizando en el acceso a los servicios.

Así lo dijo hoy la secretaria de Energía, Flavia Royón, al dar precisiones sobre el esquema de segmentación de tarifas que aplicará el Gobierno nacional, asegurando al respecto que “es una política distributiva con sentido social”, por lo que “hay que darle subsidios a quien realmente los necesita”.

Fue durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda, con el objetivo de dar a conocer los nuevos valores de los servicios de luz, gas y agua, oportunidad en la que la funcionaria aseguró además que en la Argentina “hay que instalar el uso racional de energía”.

El nuevo esquema de subsidios al consumo de gas y electricidad incluye la segmentación de acuerdo a los ingresos de los usuarios con una diferenciación de acuerdo a la región del país, y un tope de referencia para incentivar la eficiencia y el ahorro energético.

La quita de subsidios en el consumo de gas se hará “en tres etapas” que serán en septiembre, noviembre y enero, con “aumentos progresivos”.

Al respecto, Royón precisó que, si bien en principio se había previsto quitar los subsidios en tres tramos iguales, se tomó la decisión de que el primer tramo será de 20 % y el 80 % restante en las dos etapas restantes posteriores, porque se prevé que “los costos van a tender a bajar y va a ser más accesible para la gente”.

En tanto, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, dijo que “con esta medida logramos acercarnos al orden fiscal que necesitamos en materia de subsidios”, y que “se busca incentivar el ahorro del recurso, no llegando a medidas tan drásticas como están tomando algunos países”, afirmó.

El registro identificó a los usuarios que han solicitado mantener subsidios de acuerdo con su ingreso familiar y situaciones particulares: mayores ingresos y gente que no solicitó su registración; menores ingresos registrados (provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social) e ingresos medios.

En total, se inscribieron para el caso del gas, 269.725 personas de altos ingresos, 2.880.090 de medio y 2.599.550 de bajos. “Se mantendrán abiertos los registros para quienes no se pudieron inscribir y lo necesitan”, aclaró Royón.

El equipo económico explicó que la cantidad de gas demandada por los hogares no se encuentra relacionada con el nivel de ingresos y se vincula directamente con condiciones climáticas, cantidad de participantes del hogar, características constructivas de la vivienda y la eficiencia de los equipos domésticos. Por eso, sostuvo la secretaria de Energía, “el consumo de gas por redes en los hogares ubicados las regiones más frías del país duplica al de regiones templadas”.

Según el Registro, se anotaron 8.890.998 usuario a los subsidios de energía eléctrica: *Nivel 1: 399.156 (4,49%) – Nivel 2: 5.040.120 (56,69%) – Nivel 3: 3.451.722 (38,32%). Además, se aplicará un tope de consumo 400 kWh mensual por hogar y de 550 kWh para las localidades que no cuenten con gas natural por redes.

Por otra parte, según se explicó, la población paga por litro de agua el 30 % de lo que cuesta potabilizarla. El Estado cubre 70 % del servicio y 30 % lo cubre la empresa con ingreso de recaudación, destacándose que el último aumento de tarifa fue en marzo del 2019.

Por eso, se realiza la quita del subsidio en tres zonas que la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa) agrupó de acuerdo a su código de zonificación que tiene en su marco regulatorio: 11 coeficientes zonales definidos que permiten administrar la carga tarifaria de manera progresiva, generando un sistema de subsidios intra-tarifarios entre los usuarios con distintos niveles socioeconómicos conforme los criterios previstos en el Marco Regulatorio.

Los usuarios del nivel alto tendrán quita total del subsidio desde el 1 de noviembre próximo. En tanto, los de medio y bajo tendrán una quita en forma progresiva, y se sacará en forma definitiva en marzo del 2023. Los bajos continúan con un 15 % hasta mayo del año próximo. Las personas que tienen tarifa social o comunitaria quedan afuera de este esquema, mientras que los usuarios que consideren que necesitan solicitar la tarifa social, pueden pedirla.

Solo el 15 % del universo de hogares que tiene Aysa (3 millones y medio), va a verse afectado por la eliminación del subsidio en noviembre.

Así quedará el cuadro tarifario

En el caso del gas por red, los usuarios de nivel 1 (altos ingresos) tenían en junio pasado una factura promedio de $1.650, mientras que pagarán en septiembre un promedio de $1.988, en noviembre $2.456 y en enero de 2023 terminarán pagando un total de $3.105 de tarifa plena sin ningún tipo de subsidios.

En tanto, los sectores de nivel 3 (ingresos medios), que también pagaban en junio una factura promedio de $1.650, mientras que en septiembre pagarán un promedio de $1.765, en noviembre un promedio de $1.925 y en enero de 2023 terminarán pagando un total de $2.146, subsidiada solo parcialmente. Esto es un incremento del 30%.

Por último, el nivel 2 (ingresos bajos) no verán ningún tipo de variación en el monto de la factura promedio ya que no tendrán ningún tipo de quita de subsidios. De este modo, en enero de 2023 seguirán pagando el mismo monto promedio que pagaban en junio pasado, es decir, $1.393.

En tanto, la Secretaría de Energía especificó a cuánto quedarán las facturas de luz promedio en las diferentes regiones del país para el nivel 1 (de altos ingresos). La diferencia promedio entre las facturas con subsidios en agosto y con quita de subsidios a partir de septiembre será de entre $800 y $850.

Por ejemplo, los usuarios de altos ingresos del AMBA tienen actualmente una factura promedio de $1.467, sin impuestos (que pueden rondar el 27% según el barrio del AMBA) y pasarán a pagar a partir de septiembre una factura promedio de $2.285 sin contar los tributos, especificó el Gobierno.

 

 

 

 

También en info135

La AFIP notificó a 181 monotributistas que compraron entradas para la primera fase del mundial

Alfredo Silletta

Batakis recibió a representantes de movimientos de trabajadores rurales y cooperativas lácteas

Alfredo Silletta

Calendarios de pagos de octubre en ANSES

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios