26.7 C
La Plata
7 diciembre, 2022
PAÍS

Bronca en el conurbano: Los bonaerenses culpan al gobierno por el aumento de la pobreza y la suba de alimentos

Por Alfredo Silletta

Más allá del fracaso de las encuestas en Brasil, hay preocupación en el Frente de Todos, especialmente en Gran Buenos Aires, donde la inflación y el aumento de los alimentos están haciendo estragos. La gente está desilusionada y en muchos casos empieza a ser realidad el crecimiento de la extrema derecha con sus planteos antisistema y la denuncia que los políticos son una “casta” incapaz de ayudarlos.

La consultora Circuitos realizó una medición en la Primera y la Tercera sección electoral donde prevalece el pesimismo y más de 60 por ciento rechaza al gobierno nacional y provincial.  Más allá que la figura de Cristina Fernández de Kirchner se destaca, lo números ya no son como hace un par de años.

En el trabajo, realizado a mediados de septiembre, más del 70% opina que la situación del país es muy mala (45,4%) y mala (24,6%). Solo un 6,4% afirmó que es buena y un 3,2% que es muy buena. Lo que más preocupa al bonaerense es la inflación que suma el 38,6%  y más lejos sigue la corrupción (22,7%), la inseguridad (18,4) y el mal salario un 5,1%.

Un dato que preocupó en la dirigencia del FdT es que casi el 60 por ciento considera que el responsable de los aumentos de precios es el gobierno y solo un 13% culpa a las empresas. Luego sigue como responsables de la inflación el sector agropecuario con un 6,8% y los supermercados con un 5,1%.

Más del 50% considera que el gobierno no tiene un plan económico para salir de la crisis y el 43% cree que todo va a empeorar, de allí el desánimo. Un 26,3% dice que todo seguirá  igual y solo un 18,9% tiene esperanza en que mejorará.

En este enojo con el gobierno nacional también cae el gobierno de Axel Kicillof. La gestión en la provincia fue calificada como muy mala por el 41,7% y como muy buena solo llegó a un 15,2%.

Consultada la gente por los candidatos para encabezar la fórmula del FdT, Cristina Kirchner llega al 55,3%, seguida por Sergio Massa con el 20,8% y Axel Kicillof con un 5,3%. Consultados por los dirigentes opositores, Patricia Bullrich cuenta con un 29,3%, seguida por Mauricio Macri con un 26,7% y Horacio Rodríguez Larreta con un 20,1%. Un dato de color es que solo un 2,9% apoyó a María Eugenia Vidal. Los  bonaerenses tienen fresca su pésima gestión en la provincia.

Los datos de la consultora Circuitos son similares a otras encuestadoras, de allí la preocupación de la vicepresidenta. En los últimos días publicó un tuit preocupada por el 36.5% de pobreza y el crecimiento de la indigencia que trepó a un 8,8%. Artemio López, un sociólogo cercano al kirchnerismo, publicó un  tuit durísimo: “Sabemos que la pobreza bajó porque se transformó en indigencia, que subió. Un sube baja producto combinado del descontrol en precios de alimentos y salarios de hambre”. 

Una de las sorpresas del crecimiento de Jair Bolsonaro en las elecciones de Brasil, donde  todas las encuestas le daban un 35% y trepó al 43% fueron sus cambios en la política económica. Controló la inflación, bajó el precio de los combustibles y la de algunos impuestos y aumentó considerablemente la Bolsa Familia. En la Argentina, con la macroeconomía ordenada, con dólares en el Banco Central habrá llegado el momento de atender a los más necesitados para recuperar la esperanza del electorado tradicional del peronismo y llegar con chances a las elecciones de 2023. La decisión es política.


 

También en info135

Más peleas en el gallinero de Juntos por el Cambio: Carrió vs. Ritondo y Vidal vs. Carrió

Eduardo

Chats en el Lago Escondido: Clarín y La Nación salieron a bancar a la justicia corrupta que los protege

Eduardo

Se recupera el apoyo al Gobierno, preocupa la violencia política y crece el cuestionamiento a la Justicia

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios