14.3 C
La Plata
20 junio, 2024
PAÍS

Un Milei desbordado le ordenó a Pettovello que denuncie a Grabois

En solo seis meses, el gobierno de Javier Milei se cae a pedazos. Lo logra inversiones, se pelea con países amigos, le renuncian ministros y aparecen los primeros escándalos de corrupción. Todo es un desastre y no pudo aprobar una sola ley en el gobierno.

En el día de ayer estuvo reunido más de cuatro horas con Sandra Pettovello para convencerla que no renuncie y ver como avanzar en el escándalo de los alimentos que deben distribuir por orden de la Justicia. La ministra, su amiga, tiene miedo de terminar presa por mal desempeño en sus funciones y posibles vínculos en el manejo de un dinero a través de una fundación.

Como se recordará, la ministra primero negó que hubiera miles de toneladas de comida que se iban a vencer, luego el vocero presidencial afirmó que eran para asistir emergencia. El dirigente Juan Grabois y El Destape dijeron otra cosa y la Justicia les dio la razón y ordenó que distribuyan la comida. No les quedo otra y le pidieron al Ejército que distribuya los productos con una ONG privada Fundación Conin para no entregársela a los comedores populares y finalmente se comprometieron en enviar el alimento a escuelas que nadie sabe cuáles son.

En el medio de ese escándalo de no querer distribuir la comida a los pobres, salto un escándalo de corrupción en el Ministerio de Capital Humano cuando aparecieron decenas de contratos irregulares de funcionarios, mediante la triangulación con la Organización de Estados Iberoamericanos. Como no les paga el Estado sino ese ente internacional, no figuran ni son sometidos a ningún control. Pero los fondos salen de la caja ministerial, con escala en la OEI, que también intermedió en la adquisición de alimentos.

En vez de ver como se soluciona el drama de la pobreza, un presidente sacado le ordenó a la ministra ir contra Juan Grabois. Según el presidente hay que “apretar” al dirigente social y ampliarán en los próximos días la auditoría sobre el Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), el fideicomiso que durante la gestión de Alberto Fernández manejó Fernanda Miño, una de las personas que integraba Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), organización cercana a Grabois.

El gobierno cree que la auditoría realizada por la Subsecretaría de Integración Socio-urbana, a cargo de Sebastián Pareja, hombre de La Libertad Avanza, tiene que estar mal, ya que no encontró ninguna irregularidad. “El ladrón cree que todos son de la misma condición”, dice el dicho.

En las últimas horas, el dirigente social respondió al ataque presidencial en un tuit: “El Gobierno va a destinar una “brigada” y buscar no sé qué cosa en una “auditoría”, hecha específicamente para contraatacar a un ciudadano porque les ganamos una apelación… para que repartan comida. Encima ¡te lo avisan! Qué fenómenos. Calidad institucional al mango. Si no fuera porque están hambreando a la gente, la vendetta de Pettovello y su Brigada Cola está para una de Chaplin”.

 

También en info135

Para Brasil, el gobierno de Milei protege a más de 100 bolsonaristas que intentaron el golpe de Estado contra Lula

Eduardo

Pese al eje Bullrich-Stornelli fueron liberados 11 detenidos por la represión 

Alfredo Silletta

“Espero que respete al pueblo y a sus instituciones”: la advertencia de España a Milei antes de su nueva visita

Eduardo

Salir de los comentarios