8.6 C
La Plata
20 julio, 2024
PAÍS

El kirchnerismo presiona para acelerar la aprobación de la reforma jubilatoria en el Senado

Para frenar la presión opositora en la previa a la sesión de este jueves, el oficialismo del Senado abrió de apuro el plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión y de Presupuesto y Hacienda, para debatir el proyecto de recomposición de jubilaciones que viene con media sanción de Diputados.

La idea es debatir hoy el proyecto que modifica la fórmula de movilidad jubilatoria, una iniciativa resistida por el Gobierno, que terminó creando otro escenario polarizado en la Cámara alta, con dos posturas contrapuestas al respecto.

En tanto, La Libertad Avanza consiguió dilatar el dictamen, con ayuda de aliados que piden cambios, aunque el kirchnerismo adelantó que exigirá el tratamiento sobre tablas.

Por un lado, el kirchnerismo y el senador radical Martín Lousteau pidieron celeridad para dictaminar y tratar este jueves en el recinto el proyecto ya aprobado en Diputados, que -entre otras premisas- reconoce un incremento del 8,1% de los haberes jubilatorios para recompensar la pérdida que sufrieron los ingresos en enero.

En la vereda de enfrente se ubica el oficialismo, respaldado en gran medida por legisladores de la Unión Cívica Radical (UCR), el PRO y bloques federales, que pretenden continuar la discusión en comisión, y de esta manera dilatar los tiempos de la iniciativa que alcanzó los dos tercios en la cámara de origen.

“Nosotros vamos a pedir el tratamiento sobre tablas. Lo conveniente sería darle tratamiento para que esta gente pueda comer. Es indigno lo que cobra alguien que trabajó 40 años”, aseguró José Mayans, jefe de bancada de Unión por la Patria.

Agregó que “hay cinco millones de personas que están esperando esto. Diputados trata de forma urgente y nos piden el tratamiento urgente. Si ustedes no entienden esto vamos a la baja, cada vez peor. ¿Por qué? Porque están priorizando al sistema financiero”.

Para aprobarlo, el oficialismo necesita llegar a los dos tercios (48 votos), muy difíciles de alcanzar sin el PRO y la UCR que -con excepción de Martín Lousteau- pidió una discusión “en profundidad” y con la presencia de especialistas.

Una de las voces más críticas del kirchnerismo llegó de la mano del senador Mariano Recalde (CABA), que reflotó los dichos del presidente Javier Milei cuando calificó como “degenerados fiscales” a los diputados que aprobaron el proyecto.

“No me extraña que nos acusen de irresponsables fiscales por querer reparar esta pérdida de los jubilados, pero lo cierto es que el costo fiscal, medido por la oficina de presupuesto del Congreso, es del 0,4 por ciento de PBI”, lanzó.

Por su parte, Lousteau volvió a ser protagonista y se desmarcó del presidente del bloque radical en el Senado, Eduardo Vischi (Corrientes).

En su discurso, cargó contra el oficialismo y comparó el apuro que tenía por dictaminar la ley de Bases con el abordaje del tema previsional: “Si mi memoria no me falla, el proyecto que tiene media sanción tiene 13 artículos. Nosotros estuvimos debatiendo dos leyes que sumaban 400 artículos y ‘nos corría el tiempo’”.

“¿Cuál es la mejor fórmula? La que usan todos los países es la fórmula de actualización por inflación. Los proyectos en danza hacen eso. La media sanción hace eso: recuperar el poder adquisitivo de los jubilados”, argumentó Lousteau.

Para finalizar, lanzó un dardo contra Milei: “El Gobierno elije ser degenerado fiscal con los más ricos y conservador fiscal con los jubilados. Eso es lo que está pasando. Los proyectos hacen muy poquito: retrotraer el valor de las jubilaciones a diciembre de 2023″.

 

 

 

 

También en info135

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Jubilaciones: se posterga el debate en el Senado, mientras el oficialismo negocia con la oposición dialoguista

Eduardo

Salir de los comentarios