14.3 C
La Plata
19 julio, 2024
PAÍS

Milei busca asfixiar a la provincia de Buenos Aires, pero Kicillof resiste el ajuste con números positivos

A pesar del brutal ajuste de Javier Milei sobre la provincia de Buenos Aires, demostrando que su verdadero enemigo es Axel Kicillof, las arcas bonaerenses no están atravesando un momento delicado: entre enero y mayo, la administración provincial logró un superávit de casi $690.000 millones.

Según los números a los que LaPolíticaOnline (LPO) pudo tener acceso, en esos cuatro meses la Provincia tuvo ingresos corrientes por $8.1 billones. Allí se destaca un monto considerable a través de la coparticipación del impuesto a las ganancias y el IVA que llega a $3 billones, una cifra que está apenas por debajo de lo que recaudó en los primeros cinco meses del año.

En Gastos Corrientes la administración de Kicillof acumuló poco más de $7,2 billones, lo que arroja un resultado económico positivo de $922.179 millones, a los que deben restarse Gastos de Capital. Entonces el resultado financiero de la Provincia en esos cinco meses del año es de $689.614 millones.

Otro dato interesante es que la recaudación provincial en los primeros cinco meses alcanzó $3.3 billones, lo que representa un crecimiento del 261% respecto al mismo período de 2023.

Resulta más que evidente que Milei está decidido a ahogar financieramente a Kicillof para asegurarse de que el peronismo pierda las elecciones del próximo año. Por eso mismo, el gobierno nacional no cederá con los recortes de fondos que ya ejecutó sobre la Provincia, como tampoco habilitará giros para terminar obras que habían arrancado con financiamiento durante la gestión de Alberto Fernández.

En tanto, semanas atrás, en La Plata difundieron un informe donde se destaca que las deudas directas del gobierno de Milei con la Provincia ascienden a más de un billón de pesos ($1.270.605.000.000).

Sin embargo, si se suman las deudas por saldos de obra pública comprometida en la provincia; deuda estimada por la discontinuidad de programas nacionales y distintos reclamos elevados por la provincia, el monto asciende a $5,8 billones.

En este contexto, Kicillof apuesta a que un fallo de la Corte Suprema de pueda revertir el recorte de fondos del gobierno nacional sobre Buenos Aires. “Es el máximo tribunal el que tiene que resolver el conflicto, porque en este caso no lo puede resolver la política”, dijo el gobernador en abril. Sin embargo, la Corte no se expide.

 

También en info135

Pedir la escupidera: Karina Milei fue a la embajada de Francia a suplicar perdón por los dichos de Villarruel

Alfredo Silletta

El sincericidio de Caputo: el ministro celebró que la gente tenga que vender sus ahorros para pagar impuestos

Eduardo

Jubilaciones: se posterga el debate en el Senado, mientras el oficialismo negocia con la oposición dialoguista

Eduardo

Salir de los comentarios