7 diciembre, 2016

Conurbano: Intendentes en llamas con varios ministros

El escándalo del caso López ha tapado en los medios de comunicación la difícil situación que se vive en el conurbano. Los incrementos en las tarifas de electricidad, gas y agua, más el transporte y el aumento de los alimentos ha golpeado a la mayoría de las familias humildes, de allí que ha crecido el número de vecinos que va a los comedores comunitarios. Todos los jefes comunales reconocen que cada día son más las familias que se acercan para buscar un trabajo o un plato de comida. “Ya no son organizaciones sociales que se acercan al municipio, es gente sola, que está en su casa y tiene serias dificultades para darle de comer a sus hijos y recurre a nosotros”, dice Gustavo Menéndez, intendente de Merlo.

Mientras tanto, hay bronca en los intendentes del peronismo que se sienten ninguneados por los funcionarios de Cambiemos, tanto a nivel provincial como nacional.  La última bronca se produjo con Cristian Ritondo, el ministro de Seguridad que habría ordenado a los comisarios que “a los intendentes no hay que darle bola”. La orden fue atribuida a Pablo Bressi, el número uno de la bonaerense. Los jefes comunales rápidamente intercambiaron mensajes para chequear la información y todos están convencidos que la orden de Bressi existió. Se sabe que Ritondo está en contra de las policías comunales que tienen un trato más directo con los intendentes, aunque en público no dicen nada desde el gobierno provincial.

El otro ministro que está en la mira, es Rogelio Frigerio y la gente de la Secretaria de Obras Públicas de la Nación. Francisco “Paco” Durañona, intendente de San Antonio de Areco, afirmó que “hay una instrucción clara del presidente Mauricio Macri de cerrar los grifos a los intendentes que presentemos amparos por el tarifado”. Durañona afirmó: “Hay muchos municipios, muchos parajes que recién en los últimos años pudieron sentir por primera vez la presencia del Estado  y cuando reclamamos ahora no nos escuchan o se ríen de lo que pedimos”, dijo Durañona. Y agregó: “cuando vamos buscar financiamiento y recursos para obras locales como arbolado, plazas o veredas, y tenemos que hablar con quienes están ahora en la Secretaría de Obras Públicas, se nos ríen y dicen ‘¿que tiene que ver eso con obras públicas?’ Es que para una visión unitaria eso genera risa, no existe, no lo entienden”.

La otra gran preocupación es que muchos intendentes no podrán pagar los aguinaldos. Días atrás, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, advirtió que hay “municipios del segundo cordón del conurbano a los que se les va a complicar pagar el medio aguinaldo” . Luego agregó: “Deberían revisar lo que está pasando en municipios del segundo cordón, que se les va a complicar pagar el medio aguinaldo, y, cuando los chicos tienen hambre y los sectores más vulnerables no tienen ningún tipo de herramienta, la única herramienta es la protesta y la protesta en esos procesos puede terminar siendo irreversible”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*