7 diciembre, 2016

Oporto: “Hay que buscar la unidad del peronismo sin ser sectarios”

Mario Oporto, ex diputado nacional del Frente para la Victoria y dos veces ministro de Educación bonaerense, es el referente del Movimiento Manuel Dorrego en la política de la provincia de Buenos Aires. El fin de semana último juntó al equipo de conducción de ese espacio político en una especie de retiro para la discusión y el análisis de la coyuntura en Valeria del Mar. Durante dos días se habló de los desafíos del peronismo y de la unidad, entre otras cosas. Info135 dialogó con el dirigente del Borrego.

¿Por qué organizó este encuentro en Valeria del Mar?, ¿con qué objetivo?

 Primero hay que decir que el debate y el análisis político es un gran ejercicio, y que es importante tomar distancia de lo cotidiano y poder reflexionar sobre la realidad y de dónde venimos y cómo seguir. Fue un encuentro de la conducción del Movimiento Dorrego en el que basamos el debate en una serie de documentos escritos y otros insumos. La idea es siempre la misma: trabajamos para el conjunto del movimiento nacional, tratando de ser lo más amplios, buscando coincidencias, y no ser sectarios, dentro del campo popular.

¿Y desde qué punto arrancan?

 Como peronistas, arrancamos de reivindicar todo lo logrado en los 12 años de gobierno nacional de Néstor y Cristina; de defender la figura, el liderazgo y la militancia política de Cristina; de reivindicar y valorar el rol del Estado y buscar el desarrollo de un Estado industrial de bienestar en todos los países de la región; de la necesidad de consolidar y profundizar el federalismo; de la defensa sin matices de los derechos humanos.

¿Cómo ve el peronismo hoy?

 Sin duda sigue siendo la única fuerza capaz de construir una sociedad más igualitaria y profundizar la equidad distributiva. El peronismo es sentimiento, ideas y conducta. Debemos buscar los principios irrenunciables –como la valoración del Estado, la ampliación de derechos en la sociedad, la lucha por los más humildes, la defensa de la soberanía y de los derechos humanos- para alcanzar la unidad. Y no sólo trabajamos por la unidad, sino también por el surgimiento de nuevos dirigentes, por el desarrollo de otros liderazgos dentro del peronismo.

Por otra parte, creo que el peronismo no debe cerrarse en sí mismo; por el contrario, tiene que ser amplio y convocante, como lo fue desde su origen frentista, el 17 de octubre de 1945. Tiene que trabajar con el movimiento obrero, con los estudiantes, con los artistas, con los sectores medios, con los sectores de la industria, sobre todo las pymes industriales.

Lo que no tiene que hacer el peronismo es contribuir a la conformación de un sistema bipartidista de derecha, con un espacio conservador y otro más social demócrata, algo que vemos como una tendencia en los países de nuestra región. Para pensar estas cosas nos sirvió el encuentro en Valeria del Mar.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*