14 C
La Plata
20 septiembre, 2021
PROVINCIA

Vidal, como Michetti, se enfrenta a Macri

El presidente Mauricio Macri ya avisó que será el jefe de la campaña electoral de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires el próximo año. Sabe que si Cambiemos pierde en territorio bonaerense no podrá avanzar en sus políticas económicas y muy difícilmente logre la reelección en 2019. De allí que decidió que María Eugenia Vidal acuerde con Marcos Peña y Emilio Monzó la mejor estrategia, pero la última palabra se la reservará él.

Las encuestas muestras que hoy por hoy el peronismo unido, con o sin Cristina, gana las elecciones del próximo año. De allí que ordenó a Peña y Monzó que trabajen para dividir al peronismo y que vaya con dos listas, con lo cual Cambiemos podría ganar. La intención es que se entregue todo lo que sea necesario en la negociación: vicepresidencia de la Cámara de Diputados, ayuda económica, cargos en el BAPRO u otros organismos y seguridad jurídica que no habrá carpetazos. Hay diálogo con legisladores y algunos intendentes de “buenos modales”.

Esta propuesta del presidente, llevada adelante por Peña, Monzó y también por Rogelio Frigerio, implica romper el acuerdo de Vidal con Sergio Massa y cerrar con el peronismo disidente. Vidal lo considera muy riesgoso y prefiere al Frente Renovador de socio principal. En las últimas horas decidió jugarse la propia, desoír al presidente y ordenó a su gente realizar reuniones secretas con el massismo para llegar a un acuerdo. Ya se rumorea que se reunirá la próxima semana con Sergio Massa.

Los argumentos del grupo más cercado de Vidal es que es muy peligroso cerrar con un sector del peronismo, con los cual no les alcanzarían los votos para las leyes fundamentales. La explicación es que para aprobar el presupuesto y el endeudamiento por 90 mil millones necesita 92 votos en Diputados y 31 votos en Senado. En la Cámara alta si suman los votos de Cambiemos y del FR suma 27, faltando   sólo un puñado de votos; en Diputados suma entre el oficialismo, el FR y dos aliados 56 y también está cerca de los 62.

La gobernadora argumenta que en Diputados hay tres bloques del peronismo y para aprobar el endeudamiento necesitaría de todos, incluido los que responden a La Cámpora, ya que el massismo votaría en contra si está fuera del acuerdo con Cambiemos.

El acuerdo que está tejiendo la gobernadora con Massa es volverle a dar la presidencia de la Cámara de Diputados, algo que correspondía el próximo año a Cambiemos, con lo cual también molestará a muchos legisladores oficialistas que sienten que durante todo el año Massa los forreo y manejó a su antojo los fondos de la presidencia de la Cámara baja.

La reunión entre Vidal y Massa todavía no se concretó. Desde la Casa Rosada, algunos dirigentes están que trinan. Consideran que la jugada de Vidal es un abierto desafío al presidente Macri, comparándolo a la movida de Gabriela Michetti cuando enfrentó a Horacio Rodríguez Larreta por la jefatura del gobierno porteño contra el pedido del mismo Macri.

 

 

También en info135

Kicillof, Bauer y Costa encabezaron la apertura del 5° Congreso Audiovisual Nacional

Alfredo Silletta

Teresa García analizó que los cambios en el Gabinete de Axel y reconoció que “hace falta nuevos aires”

Alfredo Silletta

Fuerte jugada de Kicillof: sumó a los intendentes Insaurralde y Nardini y a la diputada Alvarez Rodríguez

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios