13.1 C
La Plata
14 junio, 2021
PROVINCIA

Vidal no se quiere resignar a buscar su reelección, porque prefiere ir por la presidencia

El mensaje de Mauricio Macri viene siendo lo suficientemente claro como para que no surjan dudas: el presidente buscará la reelección el año próximo, y para ese objetivo no quiere piedras en el camino que puedan surgir en Cambiemos. Por eso, insiste en que sus dos principales “competidores” internos, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, vayan en la búsqueda de otro mandato en sus respectivos distritos, es decir, Provincia y Ciudad de Buenos Aires.

Más allá de las sonrisas de rigor cuando comparten actos, quienes están cerca de la mandataria bonaerense aseguran que Vidal viene rumiando en silencio esa especie de imposición que trazó Macri, porque lo que ella no acepta es resignarse a ocupar ese rol que se le asigna.

Consciente de que con una imagen positiva que sigue cosechando el más alto caudal de adhesiones, Vidal no quiere abandonar la lucha y por lo tanto rechaza dejar, mansamente, que la última palabra sea la del presidente, sin siquiera poder discutirlo.

A diferencia del jefe de Gobierno porteño, quien en más de una oportunidad se refirió a la cuestión, dando a entender que no le molestaría buscar un nuevo mandato en la Ciudad, la gobernadora bonaerense siempre esquivó hablar sobre el tema.

Es más, Rodríguez Larreta plantea que “hoy lo más natural sería que Macri, Vidal y yo vayamos por la reelección. Una gestión, para poder hacer una diferencia, lleva tiempo. Pero no lo planteamos, no es tema todavía, pero sería  lo más lógico”.

Quien aparece también en escena es el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien no puede disimular que mantiene un vínculo no del todo bueno con Vidal. Eso se evidenció recientemente, durante un encuentro de la Mesa Central del PRO, cuando ambos se ubicaron con la suficiente distancia como para no intercambiar palabras. Parece ser que la tirantez surgió desde que la gobernadora dejó trascender que si el presidente no mejora en las encuestas, ella debería ser la candidata natural en 2019 para sucederlo.

Por supuesto que Macri conoce ese malestar de Vidal. En este contexto, no es casual entonces la reasignación de $ 40.000 millones para la Provincia, apuntando a la necesidad de que vaya por su reelección en el territorio bonaerense, en base a que sigue manteniendo un alto caudal de aceptación, y prepararse, entonces sí, para sucederlo, pero recién en 2023.

También en info135

Kicillof busca financiamiento del Banco Mundial para obra pública y programas sociales

Jorgelina

Los gremios docentes reclaman “garantías” y más vacunas para volver a la presencialidad

Jorgelina

Aceleran la vacunación a los docentes para retomar las clases presenciales el miércoles

Jorgelina

Salir de los comentarios