16 octubre, 2018

Acorralado por la oposición, Macri tuvo que dar marcha atrás con el aumento del gas

Acorralado por el generalizado repudio que generó en la sociedad, sumado a la denuncia penal de la Justicia contra el secretario de Energía, Javier Iguacel, y la sesión especial a la que había convocado la oposición, al Gobierno no le quedó otra opción que dar marcha atrás con el pago retroactivo en 24 cuotras de la tarifa de gas por parte de los usuarios, para compensar por la devaluación a las empresas prestatarias.

“Se nos estaba yendo de las manos el tema”, comentaba en las últimas horas un hombre cercano a Mauricio Macri, reconociendo cómo la Casa Rosada sintió el cimbronazo que no sólo los opositores, sino desde el propio Cambiemos, venían advirtiendo sobre la inconveniencia de aplicar una medida de este tipo.

Además, la otra gran preocupación por parte de la administración macrista, es que la discusión en torno al decreto y su generalizado rechazo corriera el riesgo cierto de frenar el debate en el Congreso en torno al Presupuesto 2019 que, para el Gobierno, es la prioridad número uno.

Ya a las pocas horas de haber anunciado este aumento, la ex presidenta Cristina Kirchner había disparado contra el gobierno nacional, al sostener que “ya es demasiado” y “no tienen límites”. La actual senadora además fue la primera en presentar un proyecto de ley para derogar esa resolución.

Durante una reunión en la que participaron este mediodía el titular provisional del Senado, Federico Pinedo y el jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara alta, Luis Naidenoff, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio les notificó a los legisladores de la oposición que la decisión del Gobierno es que las empresas absorban una parte del costo, y que el resto se hará cargo el Estado, en cuotas hasta 2021, por lo que tampoco se verían afectadas las previsiones presupuestarias y el déficit cero para 2019 que el macrismo había pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Más allá de que ayer Macri había salido a defender la decisión del Gobierno, al señalar que “la energía cuesta y hay que pagarla”, la rápida respuesta de la oposición que se abroqueló y llegó a amenazar incluso con dejar sin presupuesto, forzó a la Casa Rosada a buscar alternativas.

Facebook

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*