15 septiembre, 2019

Pese a la propaganda de Cambiemos, la ruta en la que murió el intendente de Henderson está abandonada y llena de pozos

El intendente de Hipólito Irigoyen, Jorge Cortés, murió anoche en un accidente de tránsito en la ruta 6 cuando regresaba de la cumbre que encabezó el candidato a gobernadora Axel Kicillof, en Avellaneda. La tragedia puso de nuevo en discusión el estado de las rutas provinciales que el gobierno de María Eugenia Vidal publicita como un gran logro de su gestión.

Cortés murió al despistar el auto que conducía en el kilómetro 68 de la ruta 6, a la altura de San Vicente. Junto a Cortés viajaban el secretario de Gobierno de Hipólito Irigoyen, Martín Aroiguani, y el director de Presupuesto municipal, Pablo Enrique Martínez, que fueron trasladados al Hospital de San Vicente pero se encuentran fuera de peligro.

La Ruta Provincial 6 es un camino lleno de cráteres y en mal estado, pese a la publicidad que hace el gobierno. La zona en la que Cortés sufrió el accidente es tan peligrosa que, en el momento que se realizaban las pericias, otro vehículo volcó sobre el auto en el que viajaba el intendente. Y la semana pasada, en esa misma zona, la familia del jugadorBraian Cufré sufrió un grave accidente en la que su esposa y su hija sufrieron golpes, rasguños y tuvieron que ser internadas.

La línea de luminarias, que están al lado de la ruta no funciona, justamente, en esta zona. No hay señalización y se hace muy complicado el tránsito nocturno. Si bien no existen cifras oficiales en el último tiempo, la Dirección de Vialidad de la Provincia informó que, en 2017, hubo 64 accidentes fatales.

El gobierno provincial sostiene que desde diciembre de 2015 se mejoraron más de 5.900 kilómetros de rutas y caminos. No obstante, la zona se mantiene descuidada, con baches y con diferentes problemas en su trazado.

 

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*