7 diciembre, 2019

Alberto Fernández: “Mi obsesión es que ningún argentino sufra hambre. ¡Arremanguémonos y olvidemos nuestras diferencias!”

“¡Arremanguémonos y olvidemos nuestras diferencias! No me importan de donde vengan, pero por favor enfrentemos la batalla más sensata que podemos dar, y es que ningún argentino sufra hambre”. Con estas palabras, en un breve pero encendido discurso, Alberto Fernández presentó esta mañana el plan integral “Argentina contra el Hambre”.

El candidato presidencial del Frente de Todos destacó que “nosotros representamos a quienes la están pasando mal, y a quienes quieren una Argentina más justa”, y que “lamentablemente, hace cuatro años que se desarrollan políticas para la mitad de los argentinos”.

El escenario elegido para la presentación, fue al aire libre, en el campo de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UBA, oportunidad en la que Fernández aseguró que “esto es algo que me obsesiona, porque quiero gobernar para todos.”.

Señaló que a”vivimos en una sociedad que dice ser capaz de alimentar a 400 millones de personas pero no puede resolver el hambre de 15 millones de personas pobres. Y esto no lo arregla un plan, sino una Argentina que se ponga de pie, dispuesta a terminar con esta vergüenza”.

Agregó que “esta no es una propuesta de campaña. Porque a partir de hoy todos tenemos que empezar a hacer algo para terminar con el hambre en la Argentina. No hay que esperar al 10 de diciembre. Todos debemos involucrarnos para dar esta batalla, que debemos dar como sociedad, y que alguna vez nos conmueva ver la miseria al lado nuestro”.

En tanto, subrayó que “el hambre, la desnutrición y la malnutrición causan daños irreparables que deben ser prevenidos y abordados en forma urgente, estratégica e integralmente con recursos suficientes por parte del Estado, y con el compromiso de todos los sectores de la comunidad nacional”.

Previamente había hecho uso de la palabra Daniel Arroyo, quien al precisar los detalles del plan, enfatizó que “luchar contra el hambre es un deber moral”, al tiempo que insistió en la necesidad de que la política contra el hambre se convierta en una política de Estado.

El plan presentado hoy contiene tanto acciones urgentes, como locales y estructurales, que se dividen en seis ejes, que apuntan a una mejor alimentación y nutrición: bajar el precio de los alimentos; generar más ingresos para las familias; romper el círculo de hambre-exclusión-pobreza; crear empleos; articular en red alimentación con salud, educación, desarrollo local y generación de trabajo; y por último, implementar un sistema de alimentación sustentable y sostenible desde la producción hasta el consumo (mejorando prácticas, producción y precios).

En tanto, se establece que la problemática será atendida con un trabajo conjunto entre los ministerios de Desarrollo Social, Educación, Salud y de Producción y Trabajo. Además, de manera trasversal, será desde el Gobierno nacional, los provinciales y municipales.

El programa contará con cinco pasos: 1) Consejo Federal Argentina Sin Hambre; 2) Acceso a la canasta básica de alimentos; 3) Canales de comercialización y economía social; 4) Programa Nacional de Seguridad Alimentaria, y 5) Sistema Federal de Financiamiento.

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*