25 febrero, 2020

Otra indagatoria en Comodoro Py a Daniel Santoro por “tentativa de extorsión”

El periodista y operador de Clarín, Daniel Santoro, ya no tiene que preocucarse solo del juez Alejo Ramos Padilla que lo triene procesado, hoy tuvo que declarar ante el juez federal Luis Rodríguez, en los tribunales de Comodoro Py, por “tentativa de extorsión”.

La causa que se tramita en los juzgados de Retiro, lo tiene a Santoro como parte del intento de extorsión de Marcelo D’Alessio contra el empresario Gabriel Traficante. Ante el juez, Santoro afirmó que “fue engañado” por D’Alessio, quien comandaba una red de espionaje ilegal para perseguir funcionarios del kirchnerismo y extorsionar empresarios-

Según fuentes de Comodoro Py, el operador de Clarín reconoció que compartió un asado con D’Alessio en el lujoso country Saint Thomas y que también conocia al fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone y al ex espía de la AFI, Rolando Barreiro, todos procesados e integrante de la red ilegal que comandaba D’Alessio. En los próximos días, el juez Rodríguez deberá decidir si lo procesa o le dicta la falta de merito.

En la causa, el juez lo imputó a Santoro de “haber colaborado con Marcelo Sebastián D’Alessio en la extorsión ejercida bajo intimidación sobre Gabriel Traficante desde el período comprendido entre el 2 de noviembre de 2016 hasta el 9 de diciembre de 2016, aproximadamente, con el objetivo de obligarlo a que entregue distintas sumas de dinero”. Para el juez, la actividad de Santoro “para desprestigiar públicamente a Traficante y crear un grado de participación inexistente del mismo en la investigación llevada a cabo ante el fuero penal económico resultó determinante para que D’Alessio ejerciera el engaño y la presión ilícita que afectara a Gabriel Traficante, todo lo cual era coordinado con el comapreciente”, es decir, con el periodista.

En la reconstrucción que hizo Rodríguez, el 25 de noviembre de 2016, D’Alessio, “por medio de allegados, le hizo saber a Traficante que al día siguiente se publicaría una nota en el diario Clarín vinculándolo con la mencionada causa”. Efectivamente, el 26 de noviembre de ese año, Santoro publicó en el matutino porteño la nota “Aduana: investigan si un millonario es el jefe de la banda del cuñado de De Vido”. Allí, el periodista describió a “Traficante con la misma información con la que D’Alessio intimidara al mismo en una reunión llevada a cabo el 3 de noviembre de 2016”. En ese artículo, se “volcó información tendiente a desprestigiarlo públicamente (al empresario), todo ello destinado a que Traficante cediera a las pretensiones de entrega de dinero”.

La mecánica se repitió el 9 de diciembre del 2016. En esta ocasión, de acuerdo a la investigación judicial, vía la nota “Mafia de la Aduana: la Justicia busca ahora a ‘Mister Corea”, donde “Traficante es mencionado nuevamente como vinculado a la investigación del fuero penal económico”.

En su indagatoria, según pudo reconstruir este medio, Santoro dijo que fue embaucado por el espía ilegal.

Tras escuchar al periodista y leer el escrito que presentó, el juez deberá tomar una decisión para definir la situación procesal del periodista, que ya fue procesado en una causa por espionaje ilegal que tramita en la justicia federal de Dolores. Allí, el juez Alejo Ramos Padilla le adjudicó un rol importante en, al menos, dos delitos cometidos por D’Alessio (casos Brusa Dovat y Cifuentes). Pasajes de ese expediente se acumularon a la causa que tramita en Comodoro Py.

 

Si te gustó esta nota, mándasela a tus amigos de WhatsApp

Deja tu comentario

Your email address will not be published.


*