19.5 C
La Plata
18 septiembre, 2021
"SIN RED"

Desquiciado, Feinmann defendió al panadero que mató al ladrón de siete tiros, pero se le plantaron y lo dejaron al borde del ACV

Otra vez el operador de la ultraderecha sacó a relucir su lado más oscuro y terminó cruzándose con un compañero al aire tras el asesinato de un ladrón a manos de un panadero.

Eduardo Feinmann y Gabriel Iezzi protagonizaron este lunes un fuerte cruce al aire de A24 cuando debatían en el programa sobre la situación del panadero Gerardo Caivano, quién mató a un ladrón en Rafael Castillo, en La Matanza y el conductor fue categórico: “Yo no le digo a nadie que salga armado”.

“El linchamiento no lo avalo de ninguna manera. Ahora, la legítima defensa es otra cosa. No es un ‘justiciero’, porque eso se le dice a una persona que se levanta a la mañana y sale a matar chorros por la calle. Eso no ocurrió. Acá el panadero estaba con su hijo, iba a laburar y punto. No se levantó para matar a nadie, se encontró con cuatro delincuentes que lo querían asaltar.

El tema es: ¿es tan importante si el arma estaba o no?”, le preguntó el conductor a su equipo, dado que el fiscal inició un proceso de búsqueda para dar con la pistola que mató a uno de los ladrones.

Inmediatamente, el abogado respondió que sí, pero Feinmann retrucó y consultó qué pasaría si el panadero “no contó” que tenía una 9 milímetros: “Si vienen con una 32mm y él se defiende, ¿cuál es el problema? ¿Sigue siendo en legítima defensa o no?”.

“Es otra cosa. Los únicos datos que conocemos son los que dijo su esposa, Vanesa, que no tenía ningún arma. Pero de algún lado alguien disparó y fueron siete tiros contra el delincuente”, explicó Iezzi.

Sin embargo, el conductor dijo: “Yo lo entiendo perfectamente, ahora, cuando disparan contra una persona honesta no preguntan qué calibre es el que tiene en el cuerpo, de dónde sale, no importa. Pero cae un delincuente y preguntamos dónde estaba el arma, si estaba registrada o no, si tenía portación o no. Es increíble ¿estamos debatiendo esto?”.

“Sí, claro, porque estamos hablando de derecho”, sostuvo el panelista, que fue rápidamente interrumpido por Feinmann para consultarle el derecho de quién, si de las víctimas o de los victimarios. “Mi enojo no es con vos, no es personal”, aclaró el conductor.

El abogado quiso poner paños fríos y lanzó: “Esto podría ser una charla de café, pero esto no es un café, es un programa de televisión donde tenemos que manejarnos dentro del marco de la ley. Nosotros no podemos transmitirle al espectador…”, pero el periodista volvió a cortarlo: “¿Y yo no me estoy manejando dentro del marco de la ley? Yo defiendo a las personas honestas que son atacadas por estos tremendos hijos de p…”.

“Yo no hago un análisis subjetivo. Vos sí”, dijo Iezzi. Y, sin ánimo de terminar allí el cruce, Feinmann retrucó: “Si soy el fiscal, al panadero lo mando a su casa, al de 17 no lo saco nunca más en la vida y al que murió… bueno, uno menos, que Dios me perdone, ese no jode más”.

Minutos más tarde, y al ver las imágenes de la camioneta que tenía varios disparos, el periodista expresó indignado: “Ah, pero no buscamos las balas, ¡ojo che, no vaya a ser que perjudiquemos a las familias de los delincuentes!”. Lo que generó otro tenso momento en el programa.

“¿Sabés lo que pasa, Edu? Cuando hacemos este análisis yo quedo como el defensor de los delincuentes y no es así, yo no los defiendo. Esto no es una charla de peluquería, es una charla entre un abogado y un periodista, y yo lo que quiero explicar es lo que pasa en el derecho”, sostuvo el panelista.

Pero Feinmann lanzó: “¿Qué derecho? ¿El garantista, el abolicionista, el derecho de mirar siempre a los delincuentes? Gabi, quedate tranquilo que el equivocado siempre soy yo. El tipo estaba en emoción violenta, por ahí ni se acuerda de que tenía el arma o después sí se acuerda, pero ¿cuál es el problema? ¿Si le vinieron cuatro delincuentes y tenía una 9mm no podía tirarle? Porque los otros tenían una 32mm”.

Luego, mientras los demás compañeros debatían sobre la portación de armas, el conductor los frenó para explicar su postura: “Yo no alimento nada. No uso armas porque para mí las carga el diablo y no le digo a nadie que salga armado, pero ante una situación de un tipo que se defiende, yo respeto y defiendo al tipo que se defiende ante un delincuente. No es tan difícil”.

“El derecho no es matemático, es puramente interpretativo, por eso ponemos jueces, sino habría computadoras”, dijo Iezzi, a quien Feinmann le retrucó: “Bueno, ese es el problema”.

También en info135

Pichetto dijo que los cambios en el gabinete muestran el “avance” del Vaticano y las redes le contestaron: “Señor, afloje con el whisky…”

Jorgelina

Ridículo nivel Dios: Campanella le pidió “ayuda” al Papa Francisco por la vuelta de Aníbal y luego borró el tweet

Jorgelina

“Aníbal es todo lo que está bien”: el mensaje de una ministra de Kicillof a Fernández

Jorgelina

Salir de los comentarios