22 C
La Plata
13 junio, 2024
PAÍS

Bullrich también se reunió con fiscal clave en el lawfare de Conte Grand y Vidal

La ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se reunió con el fiscal Sebastián Scalera, hombre clave en la persecución judicial a Hugo y Pablo Moyano que pidió iniciar el presidente Mauricio Macri y a la que contribuyó el jefe de los fiscales bonaerenses, Julio Conte Grand.

Según una investigación de El Destape, el fiscal concurrió al menos cinco veces al despacho de Bullrich aunque ninguno fue asentado en el registro público de audiencias, que es donde se registran los encuentros con funcionarios. Todas las reuniones sucedieron entre febrero y marzo de 2019, y fueron reveladas ahora por un pedido de acceso a la información.

Los meetings estuvieron relacionados con la causa Moyano en la que Macri tenía especial interés por la oposición del camionero a la reforma laboral. Tanto Scalera como Conte Grand fueron claves en esa causa. El fiscal pidió la detención de los Moyano pero fue denegada por el juez Luis Carzoglio, quien denunció los aprietes del macrismo y pagó un alto costo por su decisión.

El magistrado no sólo tuvo la visita de dos agentes de la AFI, Juan Sebastián “Enano” De Stéfano y Fernando Di Pasquale, para convencerlo de encarcelar a los Moyano, sino que además Conte Grand pidió su juicio político bajo el argumento de mal desempeño en otras causas, pero con el claro objetivo de sacarlo de juego. El jury de enjuiciamiento terminó suspendiendo a Carzoglio de su cargo.

Las reuniones de Bullrich y Scalera se dan justamente después del apartamiento de Carzoglio: entre febrero y marzo de 2019, con el objetivo de incidir en la causa contra los sindicalistas camioneros. Pero Scalera no está sólo involucrado en el caso Moyano sino en un esquema más grande de extorsiones, persecución y amedrentamiento de jueces y fiscales, tal como fue denunciado por la Asociación de Abogados por la Justicia Social (AJUS).

Esa ONG pidió la remoción y el jury de enjuiciamiento contra el fiscal Scalera y sus colegas Pablo Rossi y Sebastián Bisquert porque formaban parte de “una estructura de ataque y persecución a distintos magistrados”.

Desde AJUS detallaron como el procurador bonaerense Conte Grand modificó la forma de asignación de causas para que “aquellas de relevancia política y económica” quedaran en manos del fiscal Scalera quien “se apropió de causas de importante relevancia mediática y política, dirigiendo persecuciones judiciales a opositores políticos de Mauricio Macri, generando operaciones de prensa contra otros funcionarios judiciales y personas políticamente expuestas, acosando a magistrados que no respondían a sus pedidos persecutorios y denunciando a todo aquel que no se someta a sus órdenes”.

AJUS detalló que el fiscal Scalera llevó adelante “arbitrariedades, manipulación de causas, en franca violación a sus funciones; actos que demuestran la búsqueda de impunidad, el disciplinamiento a magistrados, la extorsión a testigos ‘arrepentidos’ y la persecución a políticos opositores a Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”.

Scalera, además, ejercía dos cargos en simultáneo: era Fiscal General Adjunto ante la Cámara de Lomas de Zamora y además Fiscal Instructor en la Unidad de Delitos Complejos y Crimen Organizado. Una irregularidad que le permitía tener más poder en las causas claves para Juntos por el Cambio. Desde AJUS explican: “Durante su gestión en la Unidad de Delitos Complejos y en particular en el marco de las Investigaciones Penales Preparatorias ‘Independiente’ y ‘La Salada’, el Dr. Scalera solicitó allanamientos, tomo declaraciones testimoniales, solicitó la detención de imputados, promovió la recusación al juez Carzoglio, entre otras atribuciones exclusivas asignadas a los Agentes Fiscales de Instrucción”.

También en info135

Ley Bases: el Gobierno celebra su aprobación en el Senado, a pesar de las concesiones que debió hacer

Eduardo

Con gas pimienta y golpes, policías y gendarmes reprimieron a manifestantes y diputados de UxP

Eduardo

Ley Bases: para evitar la derrota, el Gobierno aceptó que Aerolíneas, Correo y los medios públicos no se privaticen

Eduardo

Salir de los comentarios