12.8 C
La Plata
24 junio, 2021
PAÍS

Guerra feroz entre Macri y Rodríguez Larreta con final incierto

Por Alfredo Silletta

Más allá que Mauricio Macri tenga un 60% de imagen negativa, no le impide seguir manejando lo hilos del PRO, un partido creado por él a imagen y semejanza. A diferencia del peronismo, donde Cristina es su líder pero no un todo (están los gobernadores, los gremios, los movimientos sociales y los intendentes del Gran Buenos Aires) ella tuvo la inteligencia de abrir el juego y sumar como candidato a la presidencia a Alberto Fernández. De Macri se puede esperar cualquier decisión ya que el PRO es su creación.

Horacio Rodríguez Larreta deberá decidir cómo cometer un parricidio con  Macri en caso que no se subordine a su proyecto político 2023. El jefe porteño sabe que en esta elección legislativa debe tener el control del armado en CABA y en la provincia de Buenos Aires. Macri también sabe que si no participa en esta elección se le hará muy difícil su sueño de buscar la reelección dentro de dos años.

La última reunión entre Macri y Larreta fue mala. El ex presidente volvió a presionar para que Vidal juegue en provincia y Patricia Bullrich en Capital. “Me debes eso”, le dijo Macri a Larreta y la respuesta fue mortal: “yo a vos no te debo nada”. Luego insistió que Patricia ira en la lista pero no encabezando y que sí es necesario que haya PASO  con Vidal de candidata como la tuvo él con Gabriela Michetti.

Macri se guardó la última respuesta que podría dinamitar a Juntos por el Cambio y es su postulación como diputado nacional en CABA. Esa jugada implicaría un riesgo cierto para Rodríguez Larreta o Vidal ya que deberían enfrentar a Macri con posibilidades de una ruptura definitiva en el PRO. Por ahora, es una carta bien guardada del ex presidente y no se sabe si finalmente la jugará.

Mientras tanto, María Eugenia Vidal ya decidió que “ni loca” vuelve a la provincia de Buenos Aires para ser derrotada por segunda vez. La ex gobernadora sabe, más allá de la protección mediática, que los bonaerenses saben de su pésima gestión en salud, educación, seguridad y en el abandono de las Pymes en el Gran Buenos Aires.   La ex gobernadora, viajará unos días a Estados Unidos invitada por el impresentable de Luis Almagro y espere definir para fin de mes si se guarda para el 2023 o juega en Capital Federal, tanto como diputada por la ciudad o por legisladora nacional, en ese caso enfrentando a Patricia Bullrich.

Por ahora en provincia, hay dos candidatos para encabezar la lista de Juntos por el Cambio. En primer lugar Diego Santilli, el hombre de Larreta en provincia o Elisa Carrió que anunció que quiere el primer lugar. En silencio mira Jorge Macri que intentará por todos los medios no permitir que baje Santilli a la provincia. Desde más lejos miran Miguel Ángel Pichetto junto a su aliado Joaquín De la Torre y Emilio Monzó que intenta por todos los medios llevar a JxC hacia el centro, por lo cual esta decidido a ir a unas PASO en JxC. Su jugada más audaz es sumar a Florencio Randazzo.

José Luis Espert es otro de los dirigentes de la derecha vernácula que está intentando ser parte de una PASO bonaerense, aunque lo más probable es que acepte algún lugar en las listas ya que no le iría muy bien en una interna frente a una lista patrocinada por  Rodríguez Larreta.

La interna está al rojo vivo en Juntos por el Cambio, pero ellos saben que si rompen no hay más posibilidades de triunfar. Mientras tanto, desde el Frente de Todos  no se habla de candidatos ni de internas y solo hay dos obsesiones: vacunar y mejorar las condiciones económicas de los trabajadores que han sufrido demasiado en esta pandemia.

 

También en info135

La nefasta diputada macrista Hebe Casado volvió a burlarse de los desaparecidos, para hablar de los muertos por Covid

Eduardo

ANSES: calendarios de pago de hoy miércoles 23 de junio

Alfredo Silletta

Arde la interna amarilla: Larreta avanza con la candidatura de Santilli y Macri insiste con Vidal

Jorgelina

Salir de los comentarios