11.7 C
La Plata
1 julio, 2022
PAÍS

Derivación inesperada: el show mediático del avión en Ezeiza, al fin termina salpicando al ex presidente paraguayo amigo de Macri

Mientras los referentes de la oposición, los medios hegemónicos y sus principales operadores vienen llevando adelante un burdo show mediático en torno al misterio desatado por el avión venezolano que, con tripulantes iraníes está retenido en el aeropuerto de Ezeiza, en las últimas horas surgió una derivación inesperada para quienes alzan su voz desaforadamente para atacar al Gobierno, ya que el episodio salpica al ex presidente paraguayo Horacio Cartés, un hombre muy cercano a Mauricio Macri.

En esa dirección, y mientras esos mismos medios que no dejan de buscar algún resquicio que pueda perjudicar a la gestión de Alberto Fernández harán todo lo posible por ocultar cualquier referencia que eventualmente involucre al ex mandatario uruguayo, pudo saberse que la aeronave perteneció a una empresa iraní que tenía sanciones en Estados Unidos.

Según aseguran, el ex presidente paraguayo la había utilizado en mayo último para transportar cigarrillos a Venezuela, y por eso lo investiga la DEA, la agencia antinarcóticos estadounidense.

Cartés está justamente bajo la lupa de la DEA por sus extraños envíos a Venezuela. El organismo puso la lupa en la ruta Ciudad del Este-Aruba que suelen utilizar aviones con cargas de la compañía tabacalera del ex mandatario del país vecino.

Es más, tras la retención del avión en Ezeiza, Cartés se habría comunicado con Macri, que está en España y sin mucha voluntad de meterse en un tema tan delicado, le derivó el asunto a Patricia Bullrich, afirmaron al sitio LaPolítiaOnline (LPO) fuentes al tanto de la situación que hablaron a condición de permanecer anónimas.

Macri y Cartés son viejos conocidos: el ex presidente argentino realizó, en medio de la cuarentena, un misterioso viaje a Paraguay del que nunca dio demasiadas explicaciones. El avión privado que utilizó en aquella ocasión para viajar a Asunción pertenece a Cartés.

Por su parte, Cartés es tal vez el empresario más poderoso de Paraguay y el dueño, entre otros negocios, de Tabacalera del Este, la principal comercializadora de tabaco local y una de las más grandes de Sudamérica.

Desde hace varios años se sospecha que podría estar implicada en operaciones de contrabando de cigarrillos y de otros productos bastante más adictivos. Además, tendría intereses en Yacylec, la empresa de la familia Macri que distribuye parte de la energía generada por la represa de Yacyretá, afirmaron a LPO fuentes del Paraguay.

En tanto, y según informó el diario ABC Color de Paraguay, el mismo avión de la compañía venezolana Emtrasur que está demorado en Buenos Aires aterrizó el 13 de mayo pasado en el Aeropuerto Guaraní, de Ciudad del Este, para transportar cigarrillos de Tabacalera del Este SA, por más de 800.000 dólares hacia Aruba. Por eso, cuando la aeronave de Emtrasur fue retenida en Ezeiza, en Paraguay todas las miradas apuntaron a Cartés.

En el 747, además de repuestos de autopartes, había una tripulación compuesta por cinco iraníes, algunos de ellos con supuestos vínculos con la Guardia Revolucionaria Islámica, sospechada de realizar operaciones de inteligencia militar, y 14 venezolanos. La empresa iraní que fue propietaria del avión se desligó de cualquier responsabilidad y aseguró que toda la tripulación trabajaba para Emtrasur.

Por su parte, el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, le ordenó a la Dirección Nacional de Migraciones que retenga por las próximas 72 horas los pasaportes de los cinco ciudadanos iraníes.

El magistrado consideró que el organismo “actuó en el marco de sus facultades” en el caso del avión de carga venezolano demorado en Ezeiza, y declaró “abstracto” el hábeas corpus presentado por el abogado de la tripulación.

En tanto, el canciller Santiago Cafiero afirmó que el Gobierno espera que el juzgado determine “el procedimiento a seguir” en el caso del avión.

“No tenemos ningún tipo de requerimiento diplomático de Venezuela. Es estrictamente una cuestión de seguridad. La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) actuó bien, conforme a las normativas, y pasó a ser (un tema) judicial. Cuando se determine en el juzgado el procedimiento a seguir, será lo que vamos a hacer”, explicó en declaraciones a la radio FM Urbana Play.

“Este tema por supuesto que activa todas las sensibilidades y es algo totalmente razonable. Queremos ser muy cautos y separar las cosas. Nosotros seguimos con nuestros reclamos al gobierno iraní de que exista colaboración para la investigación de fondo en la causa AMIA, y es algo que vamos a seguir permanentemente reclamando”, subrayó Cafiero.

Señaló que en la causa “se renovaron las alertas rojas” de Interpol y denunció que siempre hay trabas “por parte del gobierno iraní que no acepta colaborar con la justicia argentina”.

Según dijo Cafiero, el caso del avión con los iraníes no tuvo repercusión en la relación con Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, quien justo está en Irán en visita de Estado, y en paralelo a la reanudación de las conversaciones entre Caracas y Buenos Aires, ya que es inminente la designación de nuevos embajadores entre ambos países, luego del distanciamiento en tiempos de Mauricio Macri.

También en info135

El Banco Nación inauguró un nuevo Centro de Atención Nación PyME en la provincia de Córdoba

Alfredo Silletta

The Lancet publicó un estudio realizado en conjunto entre PAMI y el CONICET sobre la eficacia de la vacuna de refuerzo contra el Covid en personas mayores

Alfredo Silletta

Calendario de pagos de julio en ANSES

Alfredo Silletta

1 comentario

Salir de los comentarios