26.7 C
La Plata
7 diciembre, 2022
PAÍS

A días de conmemorarse el 17 de octubre, fracasó la idea de juntar a Cristina y Alberto en un acto multitudinario

Si hay una fecha emblemática para el peronismo, es el 17 de octubre. El hecho es que, a menos de dos semanas de ese día, ya es prácticamente imposible que Alberto Fernández y Cristina Kirchner vuelvan a mostrarse en público para conmemorar los 77 años de la movilización popular que iba a dar origen al movimiento.

Hasta acá, fracasaron todos y cada uno de los intentos por lograr que el presidente y la vice compartan un acto. Ante eso, el Frente de Todos (FdT) se encamina a una celebración dispersa y atomizada.

Según reseña hoy el periodista Pablo Ibáñez en el portal ElDiarioAr, la imposibilidad de la foto compartida expresa algo más de fondo: el diálogo entre los Fernández volvió a interrumpirse, hace tiempo que no se hablan y los contactos, por otros medios, son mínimos. El último encuentro mano a mano fue el viernes 2 de septiembre, cuando el presidente, doce horas después del intento de magnicidio contra Cristina, fue a verla a su departamento en la Recoleta. Desde entonces, aunque hubo múltiples gestiones por establecer una dinámica de diálogo y encuentros, nunca se logró.

Con la crisis que estalló tras la renuncia de Martín Guzmán como ministro de Economía y derivó en el interinato de Silvina Batakis, los Fernández volvieron a hablar y tuvieron una serie de reuniones en Olivos. En esos días se intentó reconstruir una mesa política, en la que ocasionalmente se sentó Sergio Massa, para que se convierta hacia adelante en una instancia de toma de decisiones y donde se discutan y acuerde una hoja de ruta. Pero eso no avanzó y el diálogo entre los Fernández primero se redujo y luego se interrumpió.

Mientras, tanto en el Senado como en Casa Rosada, admiten que la alternativa de un acto compartido entre Alberto y Cristina está prácticamente descartada. En sectores del Gobierno algunos guardan, todavía, si no la expectativa al menos el deseo de que se produzca. Se suma una dificultad extra: luego del atentado, CFK solo se mostró en público una única vez, cuando el pasado 15 de septiembre se reunió en el Senado con los Curas Villeros y Curas en Opción por los Pobres (OPP) y hermanas religiosas y laicas. 

Es que cualquier aparición, aún con un acto reducido, requerirá de un despliegue de seguridad extra. “La custodia se reforzó”, dicen cerca de la vice y advierten lo obvio: que un acto de esa dimensión requiere tiempo de preparación.

El 17 de octubre, la efeméride política más poderosa del peronismo, aparecía como la ocasión para que los Fernández vuelvan a mostrarse en público. Hasta ahora, a pesar de las variables para lograrlo, esa foto aparece lejana. Con las semanas, además, se licuó otro fenómeno: tras el atentado, se empezó a proyectar una mega movilización o mega acto que funcione como un respaldo político a Cristina.

“Cristina no tiene ganas de mostrarse con Alberto”, le dijo a elDiarioAR un dirigente del FdT que participó en una de las rondas para armar un acto compartido. “Ninguna voluntad de Cristina para compartir un acto con Alberto”, confirma una fuente que orbita a Máximo Kirchner. ¿Luego de todas las tensiones, y de la distancia explícita que el dispositivo K tomó de Fernández, son compatibles discursos en un mismo escenario del presidente y la vice?

La última vez que compartieron un acto fue el 3 de junio, en Tecnópolis, por los 100 años de YPF y en la previa se activó un protocolo para acordar el tono de los discursos. Una mención de la vice disparó, al rato, críticas de Matías Kulfas, un off del ahora exministro y su salida del gobierno.

En el entorno de la vice sostienen que no se daban las condiciones, o el marco, para que haya un acto por el 17 de octubre, que el mismo lo debían armar el PJ nacional, que preside Fernández, y que por alguna razón no se armó.

En el artículo se recuerda que el PJ bonaerense tenía armado un acto en Merlo para el sábado 3 de septiembre, donde la única oradora sería Cristina y al que Fernández no había sido invitado. El acto, donde se esperaba reunir 80 mil personas y sería un gesto de respaldo frente a la “persecución judicial” contra la vice enmarcada en la causa Vialidad, se suspendió luego del intento de asesinato.

Finalmente, aunque puede haber novedades, con la foto de hoy ni el PJ nacional ni el PJ bonaerense harán actos, al menos grandes, por el 17 de octubre. Fernández, según confirmaron fuentes oficiales, tiene previsto participar de un acto que se organizará ese lunes en Tucumán, convocado por el PJ de esa provincia.

El encuentro se evaluó en una charla en Olivos hace una semana y tenía, en principio, el apoyo de los gremios. “Se había acordado hacer ese acto, pero pasaron los días y en Casa Rosada no había precisiones, entonces se decidió hacer un acto propio para no quedar atrapados en la interna de Alberto y Cristina”, explicó a elDIarioAR una fuente sindical. La mesa grande de la CGT, sin la presencia del sector de Pablo Moyano, se reunió el martes y resolvió hacer un acto puramente sindical el 17 de octubre en el estadio de Obras Sanitarias.

Avanza, en paralelo, una actividad de las organizaciones sociales y se preparan actos locales del PJ en la provincia. Se especuló, en las últimas horas, con un acto en Quilmes. Aunque no se descarta que pueda haber alguna actividad, la información indica que no se está en preparativos para un acto grande del que pueda, por caso, participar Cristina. Lo que se da como probable es que Máximo Kirchner pueda participar de algún acto, local, donde se recuerde el 17 de octubre. “Está en evaluación: todavía no está definido qué actividad se hará”, confió una fuente bonaerense y señaló que en estas horas se resolverá la agenda.

Pero en el cristinismo asomó otra idea: armar un acto grande, cuya dimensión se verá más adelante, no para el 17 de octubre sino para el 27 de este mes, cuando se cumplan doce años de la muerte de Néstor Kirchner. Es una fecha más propia, más íntima del kirchnerismo, y podría convertirse en la demorada instancia donde vuelva a hablar en público la vicepresidenta.

 

 

 

 

 

 

También en info135

Más peleas en el gallinero de Juntos por el Cambio: Carrió vs. Ritondo y Vidal vs. Carrió

Eduardo

Chats en el Lago Escondido: Clarín y La Nación salieron a bancar a la justicia corrupta que los protege

Eduardo

Se recupera el apoyo al Gobierno, preocupa la violencia política y crece el cuestionamiento a la Justicia

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios