23.7 C
La Plata
27 enero, 2023
PAÍS

Todos contra todos: en Juntos por el Cambio no se dan tregua, y la ruptura está a la vuelta de la esquina

Hoy por hoy, Juntos por el Cambio se convirtió en un virtual cuadrilátero armado para una pelea de box: es que más allá de las diferencias internas entre distintos referentes, se está librando una pelea sin reglas de juego y a todo o nada por las candidaturas, y la estrategia para volver al poder en los comicios del año próximo.

Desde que Mauricio Macri perdió las presidenciales de 2019, fue una derrota tan dura que dejó heridas que todavía no suturaron en el espacio. No es casual entonces que la coalición opositora no tenga un liderazgo claro, y de ahí que lucha con el desgaste de una disputa sin tregua por el armado electoral y la identidad de la fuerza.

Si bien no hay una ruptura formal, está claro que JxC quedó fracturado internamente después de que escalara la pelea por la sucesión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad, bastión de Pro hace 15 años, en la que hubo ataques agresivos de fuego amigo.

La fragmentación es transversal e impacta tanto en Pro como en el radicalismo. La división cada vez más pronunciada entre el ala dura de derecha, con Macri, Patricia Bullrich, Alfredo Cornejo o Miguel Ángel Pichetto, y el sector moderado, en el que orbitan Larreta, Elisa Carrió, Gerardo Morales o Martín Lousteau e incluso Facundo Manes -pese a sus internas con los radicales y el Pro-, alteran su mecanismo de funcionamiento.

La lucha de poder en Juntos por el Cambio por las candidaturas de 2023 tuvo ribetes de telenovela durante las últimas horas, cuando se conocieron las imágenes de Patricia Bullrich atacando con violencia a Felipe Miguel, jefe de Gabinete de Larreta, durante la presentación del libro de Macri en La Rural.

“No me crucés más por la tele porque la próxima te rompo la cara, conmigo no se jode, te lo aviso”, le advirtió la titular de Pro, mientras lo apuntaba con el dedo índice.

Y como si algo faltara, esta mañana en Radio Rivadavia, lejos de tranquilizar las aguas, la exministra de Seguridad le echó nafta al fuego y blanqueó sus diferencias con Larreta, a quien desafió a debatir a cara descubierta anticipando la lucha por las candidaturas en el PRO.

“Si hay un debate que Larreta discuta conmigo, que no me mande soldaditos a hablar. Yo no tengo ningún problema, los debates políticos son válidos mientras sean abiertos y claros”, disparó Bullrich.

Sin embargo, en medio de una interna que se recalienta día tras día, Rodríguez Larreta descartó hoy una posible ruptura de Juntos por el Cambio (JxC). “No se va a separar. Estamos trabajando juntos en el Congreso y es la primera vez, desde la vuelta de la democracia, que con el peronismo en el Gobierno -ahora llamado kirchnerismo- la oposición se ha mantenido unida (…) Vamos a seguir unidos, con todas las tensiones y diferentes visiones que pueda haber”, aseguró en CNN Radio.

Por otra parte, cruzó a la titular de Pro, Patricia Bullrich, quien el fin de semana lo acusó de querer “entregar” la Ciudad de Buenos Aires a raíz de su acercamiento al radical Martín Lousteau. “Yo no soy el dueño de nada, la ciudad es de los vecinos”, lanzó el funcionario, que además nombró a otros candidatos del espacio que cuentan con su visto bueno como posibles sucesores.

Al referirse al fuerte cruce entre Bullrich y el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, a quien la primera tildó de “hipócrita” por haberla cuestionado en televisión y le advirtió: “Yo no me engancho. Yo estoy harto de las peleas. No podemos estar los políticos mirándonos el ombligo, peleándonos unos contra otros”.

Por su parte, el expresidente Mauricio Macri, cada vez más cercano a Patricia Bullrich, buscó bajarle el tono a la violenta amenaza que la presidenta del PRO lanzó contra Miguel, y dijo que se trata de “conflictos lógicos entre seres humanos”.

Agregó que “tenemos que convencer a los jóvenes de que el cambio viene en serio y hay que fortalecer las ideas y los proyectos. Y bueno los conflictos son lógicos entre los seres humanos, pero a esta crisis tenemos que superarla entre todos”

En tanto, Elisa Carrió propuso tratar de bajar los niveles de la contienda: “Patricia debe parar en función del conjunto. Ella es buena persona, pero no sabe parar, no puede parar y tiene formas más masculinas. Yo soy una mujer fuerte, pero soy femenina; a ella se le escapó esto porque es muy dura”, consideró la ex diputada respecto al fuerte cruce entre la dirigente y el funcionario porteño.

 

También en info135

Programa CreAr: duplican los fondos para financiar al sector productivo

Alfredo Silletta

Juicio Político: “No andamos en conciliábulos nocturnos, para eso está Lago Escondido”

Alfredo Silletta

Una gran noticia para la democracia: Comienza el proceso de juicio político a los integrantes de la Corte

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios