24.9 C
La Plata
3 marzo, 2024
PAÍS

Sergio Massa está molesto ante tanto internismo en el Frente de Todos, porque le complica su gestión

Quienes están cerca de Sergio Massa, aseguran que el ministro de Economía está harto de las internas del Frente de Todos, porque considera –no sin razón- que la proliferación de enfrentamientos, reproches y dardos que se tiran desde uno y otro lado, contribuyen a debilitar la confianza y le ponen obstáculos a su gestión.

Así lo confirmaron tres fuentes del Gobierno a La Política Online, en base a un escenario que empezó a complicarse después de meses de cierta estabilización de la crisis, con una inflación que comenzó a subir otra vez.

De ahí que en los despachos oficiales comentan que Massa está cansado de lidiar con los efectos sobre la economía del ruido político de la propia coalición.

Además, la falta de confianza que genera la interna entre Alberto y el kirchnerismo repercute en el trabajo que lleva adelante el Ministerio de Economía, comentaron las fuentes.

La decisión de Alberto de pelear su reelección tiñe también cuestiones importantes de gestión, ya que el presidente ve a su ministro como su competidor más peligroso. Otro ejemplo: la Casa Rosada le avisó a Massa, apenas un día y medio antes, sobre la visita al país del canciller alemán, Olaf Scholz.

La respuesta fue contundente: el ministro no fue a la firma de la carta de intención entre el alemán y el empresario Eduardo Eurnekián para la construcción de la represa de Chihuido, dejando en soledad al canciller Santiago Cafiero, uno de los impulsores de la reelección del presidente.

Mientras, los comentarios internos sobre el malestar de Massa elevaron el suspenso sobre su asistencia a la cumbre de la mesa bonaerense del Frente de Todos en Merlo hasta último momento.  Tanto, que el tigrense programó una reunión con la Mesa de Enlace en simultáneo con la reunión partidaria, lo que obligó al resto a esperarlo por horas, en uno de los salones de la gobernación bonaerense.

Una foto sin Massa hubiera demandado demasiadas explicaciones, acaso por eso salieron a convencerlo de asistir, y ahí aprovechó para salir al cruce de las versiones que lo sindican como posible candidato. “Si baja la inflación un punto por mes y en abril queda en tres puntos, él es presidenciable” se repite en distintos despachos.

Sin embargo, durante ese cónclave él mismo se encargó de frenar por ahora la especulación: “Es incompatible ser ministro de Economía y candidato a presidente”, al tiempo que también señaló que es imprescindible la unidad para ganar la elección.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También en info135

Milei, como el personaje de Chaplin, amenaza con arrasar los derechos conquistados por los argentinos

Alfredo Silletta

Clima de época: la Corte Suprema abre la puerta para el nuevo cálculo de las indemnizaciones

Eduardo

Llega marzo con nuevos aumentos en la luz, gas, nafta, transporte, celulares, colegios, prepagas y más

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios