17.2 C
La Plata
24 julio, 2024
PAÍS

Persecución a la prensa crítica: reabren causa penal contra Roberto Navarro, y piden de 3 a 6 años de prisión

En el marco de la avanzada autoritaria para infundir temor, disciplinar y acallar la protesta social contra el salvaje ajuste del gobierno libertario de Javier Milei, la Sala Segunda de la Cámara Federal de Casación Penal ordenó reabrir una causa penal contra el periodista y director del portal El Destape, Roberto Navarro, por supuesta incitación a la violencia, lo que contempla de 3 a 6 años de prisión. La denuncia había sido presentada por los comunicadores oficialistas Eduardo Feinmann y Luis Majul hace dos años.

La resolución fue firmada por los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Carlos Mahiques.

Feinmann denunció a Navarro por supuesta incitación a la violencia por un comentario radial en el que advertía sobre la escalada de los “discursos de odio” de los periodistas opositores al por entonces gobierno de Alberto Fernández, y que pocos días después derivó en el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La causa había sido cerrada en primera instancia por la jueza María Eugenia Capuchetti por inexistencia de delito ante la falta de acusación por parte del fiscal Carlos Rívolo, lo que luego fue confirmado por la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal en octubre de 2022, con la disidencia del juez Martín Irúrzun, recordado por avalar prisiones preventivas para ex funcionarios del kirchnerismo.

Sin embargo, evidenciando el nefasto clima de época que se vive, ahora la causa se vuelve a reflotar luego de que Casación aceptara el recurso impulsado por los abogados querellantes de Feinmann.

Según el periodista Ariel Lijalad, con esto se busca reanudar la persecución a Navarro, para infundir miedo sobre todos los periodistas que quieran informar sobre lo que sucede, desde detenciones arbitrarias a manifestantes políticos, hasta cómo el gobierno retiene millones de kilos de alimentos destinados a comedores sociales.

“El gobierno que estableció un Estado de excepción ahora va contra libertad de expresión y el derecho a la información, maniobra clave para instaurar el miedo”, sostuvo Lijalad a través de un hilo en la red social X (ex Twitter). Luego, recordó que la causa la iniciaron Feinmann y Majul por una frase del 15 de agosto de 2022, donde Navarro advertía sobre los peligros de los discursos de odio que ellos propalaban.

Pese a que la denuncia ya fue desestimada en dos oportunidades por inexistencia de delito, ahora los jueces de Casación Petrone, Barroetaveña y Mahiques revocaron esa desestimación y mandan a reabrirla. “Los tres jueces fueron designados por Macri. En el caso de Mahiques directamente a dedo, sin concurso, y es uno de los que viajó a Lago Escondido invitado por Clarín. Ahora decide sobre la suerte del dueño del medio que publicó ese escándalo”, señaló el periodista.

“Es imposible no vincular este reimpulso de la persecución a Roberto Navarro con que El Destape fue el medio que reveló hace unos días la existencia de más de 5 millones de kilos de comida que Milei y Pettovello no repartían y corrían riesgo de pudrirse”, añadió.

Finalmente, Lijalad indicó que dicha denuncia “es contra los periodistas en general. Es para que nadie se atreva a crear un medio donde se publiquen investigaciones incómodas contra el poder y para que ningún periodista se atreva a escribirlas”. Y agregó que “es un paso más en el cercenamiento de libertades que el gobierno de Milei lleva adelante con una crueldad de Estado sin precedentes”, concluyó.

 

 

También en info135

La Justicia intima a Sandra Pettovello a que en 48 horas detalle cómo hará el reparto de alimentos a comedores

Eduardo

No hay plata, pero Milei le entrega $100 mil millones de fondos reservados a la SIDE

Eduardo

Kicillof aparece como el principal contrincante de Milei

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios