10 diciembre, 2016

Conurbano: la pobreza aumentó 13% en cinco meses

Los sociólogos Eduardo Chávez Molina y Carlos De Angelis revelaron que en los ultimos meses se produjo un grave incremento del numero de personas en condiciones de pobreza e indigencia. La mayoría eran personas que suelen vivir de changas.

Los datos que se presentan se basan en un estudio realizado por el Instituto Gino Germani y analizado por el Centro de Opinión Pública y Estudios Sociales (Copes) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. El trabajo fue realizado entre octubre y noviembre de 2015 sobre condiciones de vida de la población en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los veinticuatro partidos del conurbano bonaerense, sobre un total de 1.228 hogares, y actualizado en abril de este año.

Hacia finales del mandato de la ex presidenta Cristina Fernández, se observaba que el 22% de la población de Capital y Conurbano estaba por debajo de la línea de pobreza, y el 5,9% por debajo de la línea de indigencia. La actualización de los datos hacia fines de abril indicaba un ascenso de la pobreza en ambos conglomerados hacia el 35,5% y la indigencia al 7,7%. Es decir, se ha generado una pobreza reciente en situaciones donde los ingresos no alcanzan para la satisfacción de las necesidades del hogar.

Las redes de ayuda social morigeraron la suba en la indigencia, que muestra un crecimiento en menor magnitud.

Los números. Si se toma como población de referencia el GBA (Conurbano más CABA), en valores cercanos a 12,8 millones de personas, se ve que entre diciembre y finales de abril la personas en situación de pobreza pasaron de 2.816.000 a 4.544.000. Y las que viven en la indigencia aumentaron de 752 mil personas a 985.600, en cifras aproximadas.

En el Conurbano la pobreza se habría elevado en mayor proporción que en la Capital Federal: la pobreza pasa del 23,8% en el mes de diciembre de 2015 al 38,2% en abril de 2016, lo que implica un crecimiento del 14,4%. En cambio, en la Ciudad, la pobreza asciende en el orden del 9,2%, cinco puntos menos que en el Conurbano. Allí, el 51,3% de la población se encuentra en situación de riesgo de pobreza y el 13,2%, en riesgo de indigencia. En la Ciudad, el riesgo de pobreza alcanza al 34,9% de la población y el 4,7% el de indigencia. La causa del aumento en la pobreza es, entre otras diversas razones, el incremento en los precios de los alimentos de primera necesidad como carnes y harinas, y el aumento de transporte y los servicios públicos, en especial la luz y el gas.

Gran parte de los “nuevos” pobres son personas con trabajos eventuales (como changas) que suelen verse afectadas rápidamente en situaciones de cambios en la economía. Un riesgo latente para estos hogares es la posibilidad de caer en la pobreza crónica si las oportunidades de trabajo no les permiten recuperar su capacidad adquisitiva.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*