3 diciembre, 2016

La CPM repudia los ataques a los sitiales de memoria en Hurlingham

Luego de conocer los hechos de vandalismo contra el Espacio de la Memoria y un mural de las Madres de Plaza de Mayo en Hurlingham, la Comisión Provincial por la Memoria repudia este temerario ataque, se solidariza con las autoridades del municipio y acompaña a todos los militantes por los derechos humanos de la región. Este tipo de acciones que se amparan en la agresión anónima, lejos de provocar el miedo o paralizarnos, nos insta a seguir con fuerza en el reclamo por justicia, en la lucha por la defensa de los derechos humanos y en el fortalecimiento de la democracia.

Como es de público conocimiento, durante la madrugada del pasado sábado, el mural homenaje a las Madres de Plaza de Mayo y el Espacio de la Memoria, ubicado a metros de la estación de trenes de Hurlingham, fueron agredidos con pintadas ofensivas y humillantes. Además, los responsables de estos ataques también provocaron roturas en mobiliarios que constituían una muestra realizada por organizaciones locales para conmemorar a las víctimas del terrorismo de Estado de la localidad.

Estos espacios no sólo fueron construidos para recordar a los militantes y luchadores asesinados y desaparecidos por la dictadura cívico-militar, y en reconocimiento al recorrido en la defensa de los DDHH de las Madres de Plaza de Mayo, sino que también implican el fortalecimiento de la acción colectiva contra el olvido. Los lugares de memoria en nuestras ciudades, pueblos y barrios activan cada día el “Nunca más”, interpelan a la comunidad y son depositarios de las nuevas preguntas de los jóvenes sobre nuestro pasado. Pensados desde lo colectivo, para una memoria en el presente, los sitios de memoria convocan a la comunidad a la reflexión y participación para el fortalecimiento de la democracia.

Todo acto de violencia ejercida hacia la militancia y el recuerdo y homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado es un acto de violencia hacia la democracia que, como ya expresamos, lejos de provocar el miedo o paralizarnos nos insta a seguir con fuerza en el reclamo por justicia, en la lucha por la defensa de los DDHH y en el fortalecimiento de la democracia.

Por todo esto, queremos expresar especialmente la solidaridad de la CPM con el intendente de Hurlingham, Juan Horacio Zabaleta, y con la Dirección de Derechos Humanos del municipio, a cargo de Odila Casella, y remarcamos nuestro acompañamiento a la comunidad en el camino por la Memoria, Verdad y Justicia. Al mismo tiempo, consideramos imprescindible avanzar con la investigación de estos hechos e identificar su autoría en tanto quienes lo hicieron, además de destruir patrimonio público,  atentaron contra la democracia y la libertad

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*