10 diciembre, 2016

“Limitar las reelecciones indefinidas es la reforma política más importante”

Así lo declaró el Vicepresidente Segundo del Senado bonaerense, Sebastián Galmarini, luego de que la Comisión de Reforma Política y Régimen Electoral aprobara, con el acompañamiento del bloque Carmbiemos, el despacho para que avance la ley que limita las reelecciones a intendentes, concejales, consejeros escolares y legisladores provinciales, proyecto que ya tiene  la media sanción de Diputados. “Limitar las reelecciones indefinidas  en todos los cargos es la reforma política más importante”, aseguró.

“Hace tiempo venimos impulsando desde el Frente Renovador una reforma política más amplia, que modernice y renueve la política, que le ponga fin a los dirigentes que se atornillan a sus cargos”, afirmó Galmarini, y agregó: “también pusimos en debate una serie de proyectos que incluyen paridad de género, voto electrónico y adecuación de la legislación bonaerense a la ley de voto joven”, todos ellos provenientes de distintos bloques del arco opositor.

El proyecto de paridad fue aprobado por los senadores del FR, FPV, PJ, Justicialismo Bonaerense y 8 de Enero. Ahora debe continuar el trámite parlamentario en la Comisión de Igualdad de Trato y Oportunidades. En cuanto al voto electrónico, la comisión resolvió avanzar en la redacción conjunta de un proyecto que establezca parámetros mínimos para la implementación del mismo en la Provincia.

En relación al proyecto que le pone fin a las reelecciones indefinidas, que está a un paso de convertirse en ley en la próxima sesión de la cámara alta, Galmarini explicó que “no limita sólo las reelecciones de todos los cargos electivos, sino que también estamos impulsando la incompatibilidad en el ejercicio de dos cargos. Si uno fue electo para un determinado puesto, debe cumplir con ese rol. Basta de funcionarios que asumen cargos en el gobierno provincial pero no renuncian a sus bancas”, añadió el presidente de la comisión de Reforma Política y Régimen Electoral.

“La perpetuidad en el poder corrompe. Cuando uno empieza a creer que es más importante permanecer en el cargo que trabajar para la gente empiezan problemas como la corrupción, el clientelismo y la falta de dedicación al trabajo”, recalcó.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*