22.1 C
La Plata
29 febrero, 2024
PAÍS

Macri y el odio visceral a Néstor Kirchner

Por Alfredo Silletta. Decía Carlos Marx en su libro El 18 de Brumario de Luis Bonaparte que “en alguna parte todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen dos veces. Una vez como tragedia y otra vez, como farsa”.

El presidente Mauricio Macri está obsesionado contra el ex presidente Néstor Kirchner e intenta repetir la trágica historia de 1955, cuando la Revolución Libertadora decidió publicar el Decreto 4.161 que prohibía nombrar a Juan Domingo Perón, a Eva Perón, la marchita o cualquier símbolo vinculado al peronismo. Junto a ese odio hubo fusilamientos, robaron el cadáver de Evita y persiguieron con cárcel a miles de dirigentes sindicales en todo el país.

En las últimas horas trascendió que el gobierno trabaja en un proyecto de ley para prohibir que los lugares públicos lleven nombres de personas y dirigentes antes de haber transcurrido veinte años de su muerte.  El proyecto que intenta borrar de la faz de la tierra el recuerdo de Néstor Kirchner en calles, plazas, hospitales, centro culturales.

El texto del anteproyecto que anunció el diario La Nación propone crear “una comisión bicameral para la Denominación de Bienes y Espacios Públicos” cuya función sea “dictaminar en todos los proyectos de ley referidos a la imposición de nombres o denominaciones a bienes muebles e inmuebles del Estado, vías de circulación, obras, monumentos, y entidades en general”. La iniciativa partió del titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, y funcionarios de la Jefatura de Gabinete a cargo de Marcos Peña y cuenta con el apoyo del presidente Macri.

La propuesta motorizada en la Cámara de Diputados por Nicolás Massot implica, no sólo que no se lo pueda nombrar a Kirchner, sino tampoco a Raúl Alfonsín, a René Favaloro o al ex presidente bolivariano Hugo Chávez, por citar algunos.

El papa Francisco ya desde principio de año viene advirtiendo que percibe una “especie de revanchismo” hacia los sectores populares. “Ustedes son muy jóvenes y no lo han vivido, pero ésto que está pasando en la Argentina lo veo como una especie de revanchismo hacia los sectores populares y los trabajadores, como fue en 1955”, dijo Francisco a los dirigentes de movimientos sociales que estuvieron en la residencia de Santa Marta.

La derecha en este país nunca comprenderá que la muerte de Néstor Kirchner conmovió al país y especialmente a los más humildes. En aquella trágica jornada los “sin voz” desbordaron la Plaza de Mayo para despedir al hombre que les había vuelto a dar dignidad.

Como dijo por esas horas Eduardo Galeano: “Ningún fuego es igual a otro fuego. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman, pero otros fuegos arden la vida con tantas ganas que se pueden mirar sin parpadear y quien se acerca se enciende. Néstor Kirchner fue uno de esos fuegos y será difícil apagarlo.”

Difícil que algún decreto del gobierno borre el recuerdo y el agradecimiento de millones de argentinos hacia el ex presidente, como tampoco nunca pudieron hacerlo con Perón o Evita.

 

 

También en info135

Los gremios docentes anunciaron un paro nacional para el próximo lunes: “No tuvimos respuestas del Gobierno”

Eduardo

En marzo los jubilados cobraran 204.000 pesos con bono incluido

Alfredo Silletta

Encuesta: La mayoría de los argentinos considera que el ajuste se hace sobre los jubilados y los trabajadores

Alfredo Silletta

Salir de los comentarios